La iluminación espiritual

Frases Optimista

Citas Optimista


Elije ser optimista, te sentirás mejor.

La impasibilidad, en suma, constituye un intento de negación optimista, una especie de disociación.

Dos hombres intentan escalar la cumbre de una elevación. Ambos llevan sogas, garfios, piolets y alimentos energéticos. Están, aparentemente, en igualdad de condiciones. ¿A cuál podemos apostar como posible ganador? A quien, además de los avíos, lleva consigo la certeza de que llegará a la cima: al optimista. Porque su estado anímico le otorga una predisposición favorable que lo pone en ventaja.

No creo que la raza humana sobreviva los próximos mil años, a menos que nos diseminemos por el espacio. Hay demasiados accidentes que le pueden ocurrir a la vida en un solo planeta. Pero soy un optimista. Nos acercaremos a las estrellas.

Sabía usted que una persona optimista, simpática, con una presencia radiante y actitud constructiva, vibra de manera positiva, ya que sus pensamientos y emociones son armónicos.

El optimista tiene siempre un proyecto; el pesimista, una excusa.

Si pensamos en los lideres con los que la gente tenga mas interés por trabajar en una organización, es probable que manifiesten facilidad para rezumar sentimientos optimistas.

Sabía usted que una persona optimista, con una presencia radiante y actitud constructiva, vibra con frecuencia alta, ya que sus pensamientos y emociones son armónicos.

Optimista es aquél que cree poder resolver un atasco de tráfico tocando el claxon.

El optimista ve lo invisible, siente lo intangible, y logra lo imposible.

Es una cosa maravillosa para ser optimistas. Te mantiene saludable y te mantiene resistente.

Un pesimista es un optimista en plena posesión de los hechos.

El pesimista teme el naufragio. El optimista confía que el viento cambie. El realista ajusta las velas.

Soy optimista y espero que el cambio llegara. Pero venga o no, hemos de trabajar por el.

Yo siempre miro el lado optimista de la vida.

Bajo ningún pretexto debe dejar que su mente se detenga en ningún pensamiento que no sea positivo, constructivo, optimista o amable.

Sabía usted que una persona alegre, optimista, simpática y de actitud constructiva, vibra de manera positiva, sus pensamientos son armónicos y su presencia es radiante.

Un optimista piensa que este es el mejor mundo posible. Un pesimista tiene miedo de que eso sea verdad.

El hombre que es un pesimista antes de los 48 sabe mucho; si es un optimista después sabe poco.

Es cierto que cualquiera pierde una batalla, pero el optimista nunca la pierde antes de echarla. Incluso, cuando ocurre lo peor, piensa que es mejor perder una vez que seguir perdiendo; entonces intenta, ante todo, prepararse para la próxima ocasión, en la que tratará de recuperar lo perdido o alcanzar lo propuesto.

Optimista hay que serlo, sobre todo, cuando la vida viene torcida.

Siempre veo el lado optimista de la vida, pero soy lo suficientemente realista como para saber que la vida es un tema complicado.

Un pesimista es solo un optimista bien informado.

Un pesimista ve dificultades en cada oportunidad; un optimista ve oportunidades en toda dificultad.

La persona optimista es más propensa a insistir hasta abrazar el fin anhelado.

Soy un optimista. No tiene mucho sentido ser otra cosa.