La iluminación espiritual

Frases Miyamoto Musashi

Citas Miyamoto Musashi


Las artes marciales son la forma de vida del guerrero. Especialmente los oficiales deberían practicar estas artes, y los soldados deben también conocer esta forma de vida.

Es imprescindible dominar los principios del arte de la guerra y aprender a permanecer como un espíritu inmutable incluso cuando estáis en el corazón de la batalla.

Si no seguís un autentico camino hasta el final, una pequeña maldad al principio se convierte en una gran perversión.

Al distinguir las ventajas de las armas de los guerreros, descubrimos que, cualquiera que sea el arma, existe un momento y una situación en la que esta es apropiada.

Si el enemigo piensa en la montaña, imponle el mar; y si el piensa en el mar, imponle la montaña. este es el Camino de la estrategia. Esto es propio para que lo investigues cuidadosamente.

Lo que es esencial es hacer repentinamente un movimiento totalmente inesperado para el adversario, aprovecharos de la ventaja del temor causado y alcanzar la victoria en ese mismo instante y lugar.

Para el medico, curar es una forma de vida.

No leas por leer, ni imites, sino que debes tener interés por descubrir tu mismo estas cosas, se debe reflexionar.

Cuando estáis combatiendo contra los enemigos, si tenéis la sensación de estar estancados y de no hacer ningún progreso, abandonad vuestro estado de animo y pensad en vuestro corazón que estáis empezando algo nuevo.

Pon estos principios en tu corazón para entrenarse en el camino de la estrategia. Si no miras las cosas desde una amplia perspectiva será difícil que llegues a ser un experto en la estrategia.

Es absolutamente imposible escribir esta ciencia con la precisión con la que la entiendo en mi corazón. Sin embargo, aunque las palabras sean insuficientes, los principios deben ser evidentes por si mismos.

Esto es algo imperativo para los guerreros; ignorar la maestría de las armas y la comprensión de las ventajas especificas de cada una de ellas seria indicar una falta de cultura de un miembro de una casa guerrera.

La desintegración es algo que le sucede a todas las cosas. Cuando se desploma un caballo, una persona o un adversario, se desmoronan del ritmo del tiempo.

Tus acciones te definen a ti, no tus creencias.

Es esencial reforzar firmemente el ataque en el momento de cualquier perdida de posición por parte de un adversario, para impedirle que se recupere.

En cualquier arte y en cualquier ciencia no debe ignorarse el ritmo.

La verdadera ciencia de las artes marciales significa practicarlas de tal forma que sean útiles en cualquier ocasión, y enseñarlas de tal forma que sean útiles en todos los caminos.

Aunque sean torpes en ellas, los guerreros deben fortalecer personalmente sus propias artes marciales tanto como puedan sus propias circunstancias.

La observación y la percepción son dos cosas separadas; el ojo que observa es mas fuerte, el ojo que percibe es mas débil.