LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL


 

FRASES JOSE MARTI

CITAS JOSE MARTI

CITAS JOSE MARTI

JOSE MARTI

El alma emana, igual y eterna, de los cuerpos diversos en forma y en color.

Mal va un pueblo de gente oficinista. crítica al Ensayo La Futura Esclavitud de Herbert Spencer.

No son inútiles la verdad y la ternura.

La fama es un mito inútil.

Vale más un minuto de pie que una vida de rodillas.

La ignorancia mata a los pueblos.

El color tiene límites,la palabra: labios, la música: cielo. Lo verdadero es lo que no termina y la música está perpetuamente palpitando en el espacio.

Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.

Toda madre debiera llamarse Maravilla.

La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía.

Para los niños trabajamos, porque ellos son los que saben querer, porque ellos son la esperanza del mundo.

Sólo el amor engendra melodías.

Los bárbaros que todo lo confían a la fuerza y a la violencia nada construyen, porque sus simientes son de odio.

Hay un solo niño bello en el mundo y cada madre lo tiene.

La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes.

La crítica es el ejercicio del criterio: destruye los ídolos falsos, pero conserva en todo su fulgor a los dioses verdaderos.

El arma es para herir, y la palabra para curar las heridas.

Lo pasado es la raíz de lo presente. Ha de saberse lo que fue, porque lo que fue está en lo que es.

La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.

El amor, madre, a la patria, no es el amor ridículo a la tierra, ni a la hierba que pisan nuestras plantas.

El verso, por donde quiera que se quiebre, ha de dar luz y perfume.

Ser culto para ser libre.

¿Cuál es el mejor gobierno? El que nos enseña a gobernarnos a nosotros mismos.

Sin alteza de ideas nadie espere el respeto común.

De América soy hijo y a ella me debo.

Solamente un pueblo culto puede ser veramente libre.

Haga hombres, quien quiera hacer pueblos.

Saber leer es saber andar. Saber escribir es saber ascender.

Educar es elevar al hombre al nivel de su tiempo.

Juntarse esta es la palabra del mundo.

Todo está dicho ya; pero las cosas, cada vez que son sinceras, son nuevas.

Hacer es la mejor manera de decir.

Patria es humanidad.

La música es la más bella forma de lo bello.

Y todo como el diamante antes que luz, es carbón.

Haga cada uno su parte de deber, y nada podrá vencernos.

Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.

En política, lo único verdadero, es lo que no se ve.

Dígase Hombre y ya se han dicho todos los derechos.

Ni hay para labios dulces, copa amarga.

Es la hora de los hornos y no se ha de ver más que la luz.

La madre del decoro, la savia de la libertad, el mantenimiento de la República y el remedio de sus males es, sobre todo lo demás, la propagación de la cultura.

Para ir adelante de los demás, se necesita ver más que ellos.

Peca contra la Humanidad el que fomente y propague la oposición y el odio de las razas.

Pueblo que se somete, perece.

Los hombres son como los astros, que unos dan luz de sí y otros brillan con la que reciben.

Si no luchas al menos ten la decencia de respetar a quienes sí lo hacen

Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea.

Ella por volverlo a ver corrió a verlo al mirador. El volvió... con su mujer. Ella se murió de amor.

El primer deber de un hombre de estos días, es ser un hombre de su tiempo.

Amor cuerdo, no es amor.

Si cada persona tuviera un momento de soledad al día, de reflexión, quizás no habría guerras, no existiría injusticia las personas se llevarían mejor.

El que tiene un derecho no obtiene el de violar el ajeno para mantener el suyo.

La libertad, para ser viable, tiene que ser sincera y plena; si la república no abre los brazos a todos y adelanta con todos, muere la república.

Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra.

No hay batalla entre la civilización y la barbarie, sino entre la falsa erudición y la naturaleza.

La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida.

Todo hombre verdadero debe sentir en su mejilla el golpe dado a cualquier mejilla de otro hombre.

El derecho del obrero no puede ser nunca el odio al capital; es la armonía, la conciliación, el acercamiento común de uno y del otro.

La libertad no puede ser fecunda para los pueblos que tienen la frente manchada de sangre.

El hombre necesita sufrir. Cuando no tiene pesares reales los crea. Los pesares lo purifican y lo preparan.

Se imita demasiado, y la salvación está en crear. Crear es la palabra de pase de esta generación.

Ningún nombre sabio ha querido nunca ser más joven.

También a un gran hombre lo puede exasperar una miserable mosca.

El mal está sólo en tu mente y no en lo externo. La mente pura siempre ve solamente lo bueno en cada cosa, pero la mala se encarga de inventar el mal.

Yo quiero unir mi destino al de los pobres del mundo.

El gobierno ha de nacer del país. El espíritu del gobierno ha de ser el del país. La forma del gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país. El gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país.

El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.

No hay odio de razas, porque no hay razas.

Los brazos de las madres son cestos floridos.

Las fronteras de nuestro espíritu son las de nuestro lenguaje.

Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.

Ver con calma un crimen es cometerlo.

La patria es ara, no pedestal.

Y pongamos alrededor de la estrella, en la bandera nueva, esta fórmula del amor triunfante: Con todos y para el bien de todos.

Sólo las sorpresas de la guerra pueden subir un hombre inculto al poder.

Es la hora del recuento y de la marcha unida y hemos de andar, en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.

Sin patria, pero sin amo.

Toda la Gloria del Mundo cabe en un grano de maíz.

Bus11848

El vino, de plátano; y si sale agrio, ¡es nuestro vino!

FRASES POR AUTOR

1 A 50 50 A 75 75 A 100 + DE 100