Frases Clima

Citas Clima


Las emociones son naturales, como el clima.

Las emociones son naturales como los cambios en el clima.

El clima es lo que esperamos, el tiempo es lo que tenemos.

Las personas de conciencia deben romper sus vínculos con las empresas que financian la injusticia del cambio climático.

Supe que la lucha en el tablero de ajedrez podía también impacto en el clima político del país.

En todos los climas, bajo todos los cielos, la felicidad siempre esta en otra parte.

Estoy protestando sobre el cambio climático, porque a nadie parece importarle lo que esta ocurriendo. Nadie parece estar haciendo algo.

No se trata de ver quien tiene la razón, sino de crear un clima de empatía, confianza y autenticidad, en el que es posible comprender las necesidades, sentimientos y motivaciones de la otra persona.

Si escuchamos, creamos un clima de confianza, en el que es posible comprender los sentimientos de la otra persona.

El problema es que no sabemos lo que el clima se esta haciendo. Pensábamos que sabíamos hace 20 años. Eso llevo a algunos libros alarmistas - incluido el mío - porque se veía claro, pero no ha sido así.

Todos los modelos que hacemos muestran que el clima se esta preparado en el salto a un nuevo estado caliente. Se acelera tan rápido que se puede decir que ya estamos en el.

El clima esta haciendo sus trucos habituales. No hay realmente mucho que suceda todavía. Se suponía que ahora estaríamos a mitad de camino hacia un mundo frito.

Los bosques tropicales son un ejemplo expresivo. Una vez talados, rara vez se recuperan. Las lluvias disminuyen, se extienden los desiertos y el clima se calienta.

El cambio geológico generalmente tarda miles de años en ocurrir, pero no solo estamos viendo los cambios climáticos durante nuestra vida, sino que también año tras año.

No debe tomarse en un clima cálido. Si estas en un lugar tranquilo y pacifico, y estas solo y tu mente esta dirigida a Dios, entonces puedes tomar la medicina yogui.

Vivimos, no es novedad, en un mundo de enorme complejidad. Son crecientes y cada vez más intrincadas, las complementariedades que día a día se generan entre actores sociales, sectores, organizaciones y países. Se trata de la globalización, sinónimo de (inter) dependencia. Estamos cerca del fin de una época. Las amenazas no sobran. El cambio climático y la continua degradación ambiental, la tremenda desigualdad que día a día se incrementa, la crisis de seguridad alimentaria producto del incremento de los precios de los alimentos, la crisis del agua, la incesante inestabilidad socio-polítco-económica registrada a escala global, la pobreza y, tal vez la peor de las penurias que se viene: la crisis energética en ciernes que tendrá consecuencias aun impensadas desde el actual paradigma de conocimiento y gestión.

Aproximadamente una década después, apareció otra advertencia de 100 ganadores de premios Nobel, que señalaban que “El peligro mayor para la paz mundial en los próximos años no vendrá de actos irracionales de los estados o individuos, sino de la legítima demanda de los desposeídos”. Tal como se ha indicado en estas dos advertencias de destacados científicos, poderosas tendencias adversas (como el cambio climático, el agotamiento de los recursos naturales claves como el agua y el petróleo barato, una creciente población mundial y un aumento en la diferencia entre pobres y ricos) están convergiendo en una crisis del sistema a nivel global, creando la posibilidad de una caída evolutiva humana en el contexto de unos pocas generaciones. Si en lugar de ello establecemos un salto evolutivo, éste seguramente incluiría un cambio hacia formas de vida más simples, sustentables y satisfactorias.

Significa escoger un tipo de vida que afecte lo menos posible al planeta y que reduzca nuestro impacto ecológico en él. La simplicidad ecológica valora la interconexión profunda con toda la trama de la vida y se moviliza ante amenazas al bienestar global (tales como el cambio climático, la reducción de la biodiversidad y el agotamiento de los recursos). Fomenta el “capitalismo natural”, la responsabilidad individual y social y las prácticas económicas que valorizan la importancia de los ecosistemas y la salud de las personas por sobre la economía meramente productiva.

Beber agua de mar para mantenerte hidratado es contraproducente y puede llevarte a la muerte. Si estás varado en el mar, es esencial que raciones el agua bebible que tengas. Durante el primer día, tu cuerpo todavía tiene una buena cantidad de agua así que no será necesario que ingieras más aunque posiblemente tengas sed. Se recomienda que en los siguientes tres días limites la ingesta a 14 onzas (420 ml) y luego la reduzcas a 8 onzas (240 ml) por día sin sufrir una incomodidad severa, sin embargo, esto también dependerá del clima.

Cuando nos ponemos a reflexionar y observamos lo que sucede en el mundo sentimos de una u otra forma que los tiempos apocalípticos están ya presentes, así vivimos hoy tiempos de guerra por cualquier asunto, cambios climáticos que provocan grandes calamidades, amén de los desastres naturales que cada vez que se presentan tal parece que lo hacen con mayor contundencia, y ni que decir de nuestros comportamientos individuales y sociales cotidianos donde se pone en evidencia que, cada vez estamos más lejos de nosotros mismos y de los demás con el consecuente deterioro de las relaciones humanas.

La tercera profecía Maya dice que una ola de calor aumentará la temperatura del planeta, produciendo cambios climatológicos, geológicos y sociales en una magnitud sin precedentes, y a una velocidad asombrosa; los mayas dicen que el aumento de de la temperatura se dará por varios factores, uno de ellos generado por el hombre que en su falta de armonía con la naturaleza solo puede producir procesos de auto destrucción, otros serán generados por el sol que al acelerar su actividad por el aumento de vibración produce más radiación, aumentando la temperatura del planeta.

La primera profecía Maya, nos dice que el universo tiene ciclos, como el día y la noche, que alteran el comportamiento del sol y de los planetas. Al recibir un rayo sincronizador desde el centro de la galaxia, se tornan más activos. Esto produce alteraciones en el comportamiento del clima y de el hombre, dando lugar a “El tiempo del No-Tiempo”, un periodo de cambios en las estructuras de nuestra civilización. Cambios que permitirán, que el 22 de diciembre del 2012, comience una nueva era de luz y de amor.

La tercera profecía nos dice que aumentará la temperatura del planeta, produciendo cambios climáticos, geológicos y sociales, en una magnitud sin precedentes y a una velocidad asombrosa.