EN UN TAXI

30/01/2018

Le ha sucedido que después de montarse en un taxi queda como hipnotizado con el taxímetro. Disfrute del viaje de todas maneras va a costar lo mismo.

En un taxi - Escrito por Jebuna

El taxímetro

No le a sucedido que después de montarse en un taxi queda uno como hipnotizado con el taxímetro y en la primera curva ya se esta revisando cuanto va marcando, algún ruido afuera nos llama la atención... miramos, pero no nos demoramos en volver a mirar cuanto va y pensamos, será que este taxímetro esta arreglado que aparato para andar rápido y mire y mire y mire... así sucesivamente el resto del camino y cuando uno llega pregunta: ¿Señor cuanto le debo? son 5.000 pesitos, pagamos damos las gracias y nos vamos.

Moraleja: ¿Para que sufrimos haciendo esto? Digo, lo mejor es disfrutar del viaje... de todas maneras nos va a costar lo mismo.

Tranquilidad

-Osho-

Si soy tranquilo, soy yo el responsable de ello; si no tengo sosiego, yo me lo he trabajado.

Este concepto de Dios como persona ha causado muchos problemas. La mente desearía que fuese una persona, con objeto de poder transferir sobre él toda la responsabilidad, y habiéndole hecho responsable, comenzar a cargarlo con todas las pequeñeces. Si una persona encuentra trabajo, le da gracias a Dios; si lo pierde, se enfurece con él. Si a alguien le sale una verruga, sospecha que es obra de Dios; si se cura, se lo agradece. Nunca nos damos cuenta de cómo estamos utilizando a Dios; ni siquiera nos paramos a pensar cuán egocéntrica es nuestra actitud cuando asumimos que Dios ha de preocuparse hasta de nuestras verrugas...

La ventaja de considerar a Dios como persona es que podemos atribuirle las responsabilidades.

Pero un buscador mantiene la responsabilidad sobre sí. De hecho, ser un buscador significa no hacer responsable de nada a nadie excepto a uno mismo. Si hay tristeza en mi vida, soy responsable, y si hay felicidad también soy responsable. Si soy tranquilo, soy yo el responsable de ello; si no tengo sosiego, yo me lo he trabajado. No hay otro responsable más que yo por cualquier estado en el que me halle. Si me caigo y me rompo una pierna, es por mi culpa, y no puedo echarle la culpa a la gravedad. Si esta es la actitud de su mente, habrá comprendido correctamente...

RECOMENDADOS

GRAFICAS LA ILUMINACION - ANTHONY DE MELLO

26/04/2020



CRECIMIENTO INTERIOR CON CUENTOS Y MORALEJAS

ANTHONY DE MELLO

FRASES ANTHONY DE MELLO

Excelentes enseñanzas de crecimiento interior de diversos cuentos que terminan con una frase tipo moraleja, al el estilo inconfundible de Anthony de Mello.

RELATOS   -   MORALEJAS

GRAFICAS LA ILUMINACION - TAO

18/12/2019



MORALEJAS Y SABIDURÍA DEL TAO

TAO

FRASES TAO

Cuentos con moralejas y sabiduría del Tao. Es lo preferido por los que están interesados en ir profundizando en el Tao. Veamos tres buenos relatos.

MORALEJAS   -   TAO

GRAFICAS LA ILUMINACION - ANTHONY DE MELLO

20/11/2019



4 MORALEJAS SABIAS

ANTHONY DE MELLO

FRASES ANTHONY DE MELLO

Cuatro valiosas moralejas sabias que dejan estas pequeñas historias: El rabino y sus discípulos, El psiquiatra, Las piedritas y La mujer devota.

MORALEJAS   -   CUENTOS

GRAFICAS LA ILUMINACION - LIE

02/11/2019



MORALEJAS CON SABIDURÍA Y HUMOR

LIE

FRASES LIE

7 cuentos con moraleja y uno más que los hará reír. La virtud del cuento, es la sutil sabiduría y su fino humor encerrado en el mensaje transmitido.

RELATOS   -   MORALEJAS

GRAFICAS LA ILUMINACION - BUDA

27/06/2018



UNAS BUENAS MORALEJAS

BUDA

FRASES BUDA

Cinco verdades o enseñanzas dharma nos proveen la estructura que orienta hacia una vida plena de sentido. Estas verdades siempre son válidas.

MORALEJAS   -   CUENTOS

GRAFICAS LA ILUMINACION - BUDA

25/06/2018



CINCO MORALEJAS DEL BUDISMO

BUDA

FRASES BUDA

Encarnando estas cinco verdades a través de la meditación y la ejercitación, podremos acceder a la profundidad que tanto anhelamos. La iluminación.

MORALEJAS   -   CUENTOS

GRAFICAS LA ILUMINACION - JBN

03/05/2018



MORALEJAS LIGERAS

JBN

FRASES JBN

Se decía que un santo, cada vez que salía de su casa para ir a cumplir sus deberes religiosos, solía decir: Ahora te dejo, Señor. Me voy a la iglesia.

MORALEJAS   -   CUENTOS