LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL







LA INOCENCIA

CUENTO ZEN NARRADO DE HOY

Correteando por la calle, un niño rapaz, al dar la vuelta a una esquina, chocó inesperadamente con un hombre.

¡Santo cielo!, dijo el hombre, ¿adónde vas con tanta prisa pequeño?

A casa, respondió el niño. Llevo prisa, porque mi madre me va a sacudir.

¿Y tantas ganas tienes de que te sacudan que vas corriendo de esa manera?, le preguntó asombrado.

No. Pero, si mi padre llega a casa antes que yo, será él quien me de la tunda.

MORALEJA

Solo la inocencia se atreve a cometer ciertos actos de audacia. La virtud, cuando es tutora, es tan calculadora como el vicio.

Jesús dijo: «Si no te vuelves como un niño, jamás entraras en el reino de los cielos».

La inocencia es coraje y claridad, ambas cosas. Si eres inocente no necesitas tener coraje. Tampoco necesitas tener claridad, porque no hay nada tan claro y tan transparente como la inocencia. La cuestión es cómo proteger nuestra propia inocencia.

La inocencia no es algo que tengas que alcanzar. No es algo que tengas que aprender. No es un talento: pintura, música, poesía, escultura. No es ninguna de estas cosas. Es más parecido a la respiración, es algo con lo que naces.

La inocencia es la naturaleza de todo el mundo. Todo el mundo es inocente al nacer.

¿Cómo puedes nacer y no ser inocente?

El nacimiento significa que entras en el mundo como una tabla rasa, no hay nada escrito. Sólo tienes futuro, no tienes pasado. Ése es el significado de inocencia. Primero intenta comprender todos los significados de inocencia.

En la inocencia no hay pasado, sólo hay futuro.

El pasado te corrompe porque provoca memorias, experiencias, expectativas. Las cuales, combinadas entre sí, te vuelven listo pero no claro. Te vuelven astuto, pero no inteligente. Pueden ayudarte a triunfar en el mundo, pero en el fondo de tu ser, serás un fracasado. Todo el éxito en el mundo no se puede comparar con el fracaso que tendrás que enfrentar finalmente, porque al final sólo te quedas con tu ser interno. Se pierde todo: tu gloria, tu poder, tu nombre, tu fama... empiezan a desaparecer como si fuesen sombras.

Al final sólo te queda con lo que tenías al principio. Sólo te puedes llevar de este mundo lo que trajiste, nada más.

La gente inocente, ignorante, es más sincera que las personas sofisticadas y cultas. La civilización sólo hace gente astuta con el solo deseo de posesionar desmedidamente. Pierden toda su inocencia, toda la fragancia de la inocencia.

Sin posesiones, sin éxito, sin fama, ¿quién eres? No lo sabes. Eres tu nombre, eres tu fama, eres tu prestigio, eres tu poder. Pero, aparte de eso, ¿quién eres? Tus posesiones se han convertido en tu identidad. Te dan un sentido de identidad falso. Eso es el ego.

No sabes quién eres, necesitas sustituirlo con otra identidad falsa. Tus posesiones te dan esa falsa identidad, y en ese instante, sabrás que la sociedad a corrompido tu inocencia.

Pero por supuesto, puedes tener una segunda infancia...

La segunda infancia es mucho más valiosa e importante que la primera. En la primera, la inocencia se debía a la ignorancia, de modo que no era clara, tus ojos llenos de asombro, sin saber nada, sin tener nada, sin ninguna tensión, sin ninguna ansiedad. La segunda infancia es tu triunfo más grande, no le sucede a todo el mundo. La segunda infancia te hace inocente sin ignorancia, llega a través de todo tipo de experiencia, es desarrollada, centrada, madura. La segunda infancia es exactamente el significado existencial de la meditación, y a partir de ahí es el gran peregrinaje de regresar a casa, a esa casa que nunca has dejado realmente, que es imposible abandonarla, porque eres Tú.

Deberías estar contento y disfrutar de tu segunda infancia, deberías sentirte bendecido por esta experiencia, es el milagro, el auténtico milagro, volver a sentirse como un niño es una gran conversión. Permítelo, no te avergüences. Pon a un lado tu edad y tu mente. Si puedes, de repente sentirás cómo una nueva energía surge en tu cuerpo. Uno tiene que volverse nuevamente un niño y entonces la vida se completa. En la infancia comenzamos y en la infancia terminamos. Si uno muere sin convertirse en un niño, el círculo de su vida queda incompleto. Tendrá que nacer de nuevo.

CUENTOS ZEN EN TUS REDES

RESULTADO DE LA BUSQUEDA

CUENTOS NARRADOS EN AZUL

CUENTOS ZEN CON MORALEJAS

CUENTOS NARRADOS EN AZUL

¿COMO SOLTAR EL YO? ¿PUEDES VER LA REALIDAD? ACEPTARSE A UNO MISMO ALEJANDRO MAGNO Y EL AGUA AMAR AMOR AMOR CONDICIONADO ANHELAR A DIOS CON FUERZA APRENDER AMAR ATA TU CAMELLO BEETHOVEN BELLEZA INTERIOR BENEFICIOS COLATERALES BUDA Y LA IMPERTURBABILIDAD CAMBIARME A Mí MISMO CAMELLO ATADO CARTA DIRIGIDA A PAPA NOEL CEGUERA EN EL ALMA CHARLA DE LA VERDAD Y LA MENTIRA COMPORTAMIENTO COMPRENDER LA DUALIDAD CONCHUDO CONTROLAR LA IRA CRECER CON LA CRíTICA CUANDO PREGUNTAR DAVID Y LA DERROTA DE GOLIAT DéJATE FLUIR DESGRACIA O SUERTE DESPROGRAMARSE DIóGENES DE ESCLAVO DIOS Y EL ZAPATERO DIOS Y LAS CAMPANAS DEL TEMPLO DOMINAR EL EGO EL ABORTO EL AFECTO DE UNA MADRE EL AGRADECIMIENTO EL AGRICULTOR EL AGUA DEL POZO EL AMOR EL AMOR DE MARíA MAGDALENA EL AMOR Y LAS FLORES DE BLAVATSKY EL ANCIANO AMARGADO EL ANILLO DE GIGES EL APEGO EL AQUí Y EL AHORA EL ATAQUE DE CORAZóN EL AVARO EL BARBERO ATEO EL BUSCADOR EL CAFé Y LOS AMIGOS EL CAJóN DE REBLUJOS EL CHOQUE EL CIEGO Y EL COJO EL CIEGO Y LA LáMPARA EL COCO EL CONOCIMIENTO EL CONOCIMIENTO Y LA BALSA EL CONSEJO MATRIMONIAL DE SóCRATES EL CUENTO DE LA TIERRA EL CUENTO DE LOS CUENTOS EL DESCANSO EL ECO DE LA EXISTENCIA EL EGO HERIDO DEL LEóN EL ELEFANTE Y LA HORMIGA EL EQUILIBRIO DEL LA ROSA Y EL SAPO EL ESPEJISMO EL ESTADíSTICO Y LOS HIJOS EL EXHIBICIONISMO DE DIóGENES EL FALSO SACERDOTE EL FANATISMO EL FAROL EL FOSO DE LAS RANAS EL FUNERAL DE ARROZ Y DE FLORES EL GALLO DE PELEA EL GRAN PAUL CéZANNE EL HALCóN Y EL áGUILA EL HOMBRE SIN OREJAS EL INTELECTUAL Y EL SABIO EL JUDíO EL LORO QUE IMITABA A NASRUDIN EL MAESTRO Y EL ESCORPIóN EL MAESTRO ZEN QUE SE ILUMINó EL MANDARíN IMPACIENTE EL MEDICO EL MEDICO Y EL ANCIANO EL MENDIGO DEL TáMESIS EL MILAGRO DE LA CONSCIENCIA EL MILAGRO DEL ZEN EL MíSTICO OBSERVADOR EL MíSTICO QUE NO REZABA EL MONJE Y LA MUJER HERMOSA EL MONJE ZEN Y EL ARQUERO EL MONSTRUO DEL RíO EL OBSEQUIO DE LAS PALOMAS EL ORIGEN DE LA VIOLENCIA EL PAISAJISTA EL PáJARO DE PIEDRA EL PáRROCO DE DOBLE MORAL EL PáRROCO Y LA HERMOSA MUJER EL PASAJERO EL PERDóN EL PEREZOSO QUE MORíA DE HAMBRE EL PERRO EL PODER INTERNO EL PODEROSO AMOR EL PRIMER PASO HACIA EL AMOR EL PRISIONERO EL PROBLEMA EL RATóN CON MIEDO EL RECUERDO DE GEORGE WASHINGTON EL REFLEJO DE LA LUNA EL REINO DE LOS CIELOS EL RETO EL SAPO EL SECRETO DE LA SERENIDAD EL SENTIDO COMúN EL SILENCIO DE JOHN CAGE EL SOL Y LA OSCURIDAD EL SULTáN Y LOS DOS ESCLAVOS EL TEMPLO QUE SERá DESTRUIDO EL TROPEZóN DEL CIEGO EL TROZO DE LA VERDAD EL VALOR DE LA EXISTENCIA EL VALOR DEL SER HUMANO EL VERDADERO AMOR EL VIOLíN EL YO EL ZORRO MUTILADO ENTENDER EL AHORA ENVIDIAR ES COMPARAR ERRORES AJENOS ESCUCHAR EXPERIMENTAR ES DE SABIOS FáCIL O DIFíCIL GENEROSO HASTA LA MUERTE GUERRA HAS OíDO EL CANTO DE ESE PáJARO HISTORIAS DE LAS MADRES HUMILDAD IDEOLOGíA ILUMINACIóN ESPIRITUAL INCONSCIENCIA INFORMACIóN VERAZ Y FATAL INSEGURIDAD JESúS CONVIERTE EL AGUA EN VINO JESúS VA AL FúTBOL JESúS Y MARíA MAGDALENA JESúS Y PINOCHO JONEYED Y EL BARBERO JUEGO DE LA VIDA JUGAR AJEDREZ INTENSAMENTE LA ANCIANA QUE AMA LA ANGUSTIA Y LA ILUMINACIóN LA AVARICIA MEZQUINA LA BURRA Y LA REENCARNACIóN LA CALMA LA CERCA Y LOS LEONES LA CONCIENCIA CONSTANTE LA CONCIENCIA DE ADáN Y EVA LA CONFIANZA EN LA EXISTENCIA LA DESNUDEZ DE ADáN Y EVA LA DIETA LA DIFERENCIA LA DISTANCIA DEL CORAZóN LA DOCTORA Y EL ABOGADO LA DULCE VIDA LA ESENCIA DE LA FELICIDAD LA ESENCIA DE LA ILUMINACIóN LA ESTACA DEL ELEFANTE LA FáBULA DEL COLIBRí LA FALSA HUMILDAD LA FE LA FELICIDAD ES UNA MARIPOSA LA FRESA LA HIJA QUE LLORABA Y GEMíA LA HISTORIA DEL BESO LA HUIDA DE LA SOMBRA LA HUMILDAD RELIGIOSA LA IDOLATRíA DEL REY LOCO LA ILUMINACIóN Y LOS UPANISHADS LA IMPORTANCIA DE LA ACTITUD LA INOCENCIA LA ISLA LA JOVEN CIEGA DESAGRADECIDA LA LENGUA Y LOS DIENTES LA LóGICA Y LA DIALéCTICA LA MEDITACIóN Y LA FALTA DE TIEMPO LA MOTIVACIóN LA MUERTE DE SóCRATES LA MUJER QUE LEE LA MUJER Y LOS TRES ERUDITOS LA NAVIDAD LA NOVELA POR LA MITAD LA NOVIA Y EL NOVIO FIEL LA OFENSA LA ORACIóN CORRECTA LA PACIENCIA DE LA SEMILLA DE BAMBú LA PERCEPCIóN LA PERFECTA ESCUCHA LA POBREZA DEL ESPíRITU LA PREGUNTA CORRECTA LA RACIONALIZACIóN DE LA MENTE LA REBANADA LA REINA QUE SE LE CAíAN LOS DIENTES LA REPUTACIóN LA REVELACIóN LA SABIDURíA DE LA NATURALEZA LA SABIDURíA Y LA LóGICA LA SENSIBILIDAD DE GEORGE BERNARD SHAW LA SOMBRA DEL áRBOL LA SOSPECHA LA TAZA DE Té LA TIENDA DE LA VERDAD LA VERDAD LA VERDAD RELATIVA DE ALBERT EINSTEIN LA VERDAD SUCEDE LA VIDA DEBERíA SER AL REVéS LA VOZ LLENA LA SALA LADRILLOS DE VERDAD Y DE MENTIRA LAS COSTUMBRES DE LOS MONJES LAS CRíTICAS LAS DOS HORMIGAS LAS LLAVES PéRDIDAS LAS OPINIONES LAS PALABRAS DEL SILENCIO LAS PUERTAS DEL CIELO LAS TRETAS DE LAS SECTAS LOS 10.000 MONJES LOS CHISMES LOS CLAVOS EN LA CERCA LOS DOS BURROS DE CARGA LOS DOS MIOPES LOS JóVENES Y LA PROSTITUTA LOS NIñOS QUE PUDIERON HACERLO LOS OJOS DEL AMOR LOS PALILLOS LARGOS LOS PIES DEL REY LOS POLíTICOS SIN LUZ LOS PUERCOESPíN LOS RICOS LOS SEIS CIEGOS Y EL ELEFANTE LOS SIETE TARROS DE ORO LOS SUEñOS LOS VERDADEROS AMIGOS MAFALDA Y LA VIDA AL REVéS MENTE NEGATIVA MIRADA DE OJOS NUEVOS MUERTOS ENTERRANDO MUERTOS NATURALEZA HUMANA NO ES BUENO SABERLO TODO NO HAY AMOR CUANDO GRITAS NO IMITES A NADIE NO SOY YO OBJETIVIDAD Y SUBJETIVIDAD OJOS PARA VER Y OíDOS PARA ESCUCHAR OTRA HISTORIA DE SANSóN Y DALILA PACIENCIA PEPE EL MUSCULOSO PODEMOS SER DIFERENTES POR QUE LAS PERSONAS SE GRITAN POSESIONES POSITIVISMO PRISIONEROS QUE TU LUZ NO SE APEGUE QUIéN ES EL TONTO REALIDAD OBJETIVA REBELIóN RECONOCER RELIGIóN SABIDURíA DE LAS ARENAS SANTOS DE PIEDRA SE VENDE AGUA DEL RíO SEMILLAS DE AMOR SER úTIL O VALIOSO SERES DE LUZ SERIEDAD Y RISA DEL EMPERADOR SILENCIO INTERIOR SIN PREGUNTAS ES LA RESPUESTA SóCRATES Y LA FELICIDAD SUSANITA TAMBIéN ESTO PASARá TODO ESTá BIEN TRANSFORMACIóN DE AMOR VERDAD VERDAD COMUNICADA VERDADERO AMOR VIVIR LA VIDA

LINK RELACIONADOS