LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL







FRASES GEORGE SAND

CITAS GEORGE SAND

CITAS GEORGE SAND

GEORGE SAND

No hay verdadera felicidad en el egoísmo.

Nadie culpa a los musulmanes de nada.

El otoño es un andante melancólico y gracioso que prepara admirablemente el solemne adagio del invierno.

Dios, que muestras nuestras lágrimas a nuestro conocimiento, y que, en su inmutable serenidad, nos parece que no nos tiene en cuenta, ha puesto él mismo en nosotros esta facultad de sufrir para enseñarnos a no querer hacer sufrir a otros.

La naturaleza es una obra de arte, pero Dios es el único artista que existe, y el hombre no es más que un obrero de mal gusto.

El arte al servicio del arte es una frase vacía. El arte al servicio de la verdad, del bien, de la belleza, es la fe que busco.

La caridad degrada al que la recibe y endurece al que la entrega.

¡Dejadme escapar de la mentirosa y criminal ilusión de la felicidad! Dadme trabajo, cansancio, dolor y entusiasmo.

La belleza exterior no es más que el encanto de un instante. La apariencia del cuerpo no siempre es el reflejo del alma.

La mujer no existe. Sólo hay mujeres cuyos tipos varían al infinito.

Lo verdadero es demasiado sencillo, pero siempre se llega a ello por lo más complicado.

El amor sin admiración sólo es amistad.

¡Qué tiempos! Mueren todos, todo muere y la tierra muere también, devorada por el sol y el viento. No se de donde saco el coraje para vivir todavía en medio de estas ruinas. Amémonos hasta el final.

El verdadero modo de no saber nada es aprenderlo todo a la vez.

El puro es el complemento indispensable de toda vida ociosa y elegante.

Hay amor propio en el amor como hay interés personal en la amistad.

No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego.

El recuerdo es el perfume del alma.

La inteligencia busca y el corazón encuentra.

Dios ha puesto el placer tan cerca del dolor que muchas veces se llora de alegría.

El trabajo no es el castigo del hombre, es su recompensa, fortaleza y su placer.

Nos equivocamos a menudo en el amor, a menudo herido, a menudo infeliz, pero soy yo quien vivió, y no un ser ficticio, creado por mi orgullo.

El beso es una forma de diálogo.

Un hombre y una mujer son hasta tal punto la misma cosa que casi no se entiende la cantidad de distinciones y de razonamientos sutiles de los cuales se nutre la sociedad sobre este argumento.

FRASES POR AUTOR

1 A 50 50 A 75 75 A 100 + DE 100