LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

TU LUZ INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

 
   NOVEDADES

NOVEDADES MÁS RECIENTES

F. DOBLES F. DESPERTAR F. FAMOSAS F. HUMOR F. AUTORES CUENTOS ZEN

FRASES PROVERBIO CHINO

CITAS Y PENSAMIENTOS PROVERBIO CHINO

Frases de Proverbio Chino sobre la meditación y la energía

| BUSCAR | DOBLES | FAMOSAS | HUMOR |
|
FILÓSOFOS | CONCIENCIA |

PROVERBIO CHINO

| FRASES | ESCRITOS |

Si el genio apunta a la Luna, el tonto mira al dedo.

El tiempo es como el agua de un río. Nunca permanece, siempre diferente.

Si caminas solo, irás más rápido; Si caminas… acompañado, llegarás más lejos.

Si quieres ser feliz durante una hora, toma una siesta. Si quieres ser feliz por un día, ve a pescar. Si quieres ser feliz durante un año, hereda una fortuna. Si quieres ser feliz para toda la vida, ayuda a otras personas.

El que comete un mal y tiene temor de que se sepa, posee todavía una semilla de bueno dentro de su maldad; pero el que hace un bien y está ansioso de que se enteren, tiene todavía una raíz de mal en su bondad.

El agua corriente no se corrompe y a los goznes de la puerta no los carcomen los gusanos. Citado por Mao Zedong. Citas del presidente Mao Zedong, capítulo XXVII.

Y ten paciencia con la maquinación de los envidiosos, porque tu paciencia los matará, porque el fuego se come a sí mismo si no encuentra a quien comerse.

No culpes al que hable, antes bien, toma sus palabras como una advertencia. Citado por Mao Zedong. Citas del presidente Mao Zedong, capítulo XXVII.

Si haces planes para un año, siembra arroz. Si los haces para dos lustros, planta árboles. Si los haces para toda la vida, educa a una persona.

Si haces planes para un año, planta arroz. Si haces planes para 10 años, planta árboles. Si haces planes para cien años, educa al pueblo.

Si tu mente es fuerte, todas las cosas difíciles se vuelven fáciles; si tu mente es débil, todas las cosas fáciles se vuelven difíciles.

Un hombre debería elegir un amigo que sea mejor que él mismo. Hay muchos conocidos en el mundo; pero muy pocos amigos reales.

Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta.

Dios no impuso a los ignorantes la obligación de aprender, sin antes haber tomado a los que saben el juramento de enseñar.

Si tienes un amigo, visítalo con frecuencia, pues las malas hierbas y las espinas invaden el camino por donde nadie pasa.

El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, más luego se clarifica.

Hay cuatro cosas que no vuelven: la flecha arrojada, la palabra ya dicha, la oportunidad desperdiciada y la vida pasada.

No puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre tu cabeza, pero sí puedes evitar que anide en tu cabellera.

Cuando soplan vientos de cambio, hay quien construye muros, pero también hay quien lo que hace es construir molinos.

Jamás desesperes, aún estando en las más sombrías aflicciones, pues de las nubes negras cae agua limpia y fecunda.

Jamás desesperes, aun estando en las más sombrías aflicciones, pues de las nubes negras cae agua limpia y fecunda.

No puedes impedir que las aves de la tristeza vuelen hacia ti, pero puedes impedir que aniden en tus cabellos.

Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.Castiga a los que te tienen envidia haciéndoles el bien.

Un hombre es sabio mientras busca la sabiduría; si llega a creer que la ha encontrado, se convierte en idiota.

Si un problema tiene solución, no hace falta preocuparse. Si no tiene solución, preocuparse no sirve de nada.

Quien se empeña en pegarle una pedrada a la luna no lo conseguirá, pero terminará sabiendo manejar la honda.

Los padres que tienen miedo a poner un pie en el suelo generalmente tienen niños que se ponen de puntillas.

Si tu fuerza es pequeña, no lleves cargas pesadas. Si tus palabras no tienen ningún valor, no des consejos.

El que pregunta es un tonto por cinco minutos, pero el que no pregunta sigue siendo un tonto para siempre.

Después de que has soltado la palabra, ésta te domina. Pero mientras no la has soltado, eres su dominador.

Pregunta lo que no sepas y pasarás por tonto unos minutos; no lo preguntes, y serás tonto la vida entera.

Si un hombre te dice que pareces un camello, no le hagas caso; si te lo dicen dos, mírate a un espejo.

Para fortalecer el corazón, no hay mejor ejercicio que agacharse para levantar a los que están caídos.

Las buenas fuentes se conocen en las grandes sequías; los buenos amigos, en las épocas desgraciadas.

Nunca se pierden los años que se quita una mujer; van a parar siempre a cualquiera de sus amigas.

No prometas nada cuando te sientas eufórico; no respondas una carta cuando te sientas iracundo.

No satisfagáis jamás hasta la saciedad vuestros deseos; así os proporcionaréis placeres nuevos.

Cien hombres pueden hacer un campamento, pero solo se necesita una mujer para hacer un hogar.

Quien quiere hacer algo encuentra un medio, quien no quiere hacer nada encuentra una excusa.

Quien hace una pregunta es ignorante cinco minutos; quien no la hace será siempre ignorante.

Un hombre sabio toma sus propias decisiones. Un hombre ignorante sigue a la opinión pública.

Hablar mucho y llegar a ninguna parte es lo mismo que subir a un árbol para atrapar un pez.

El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es ahora.

Corrige tus errores, si los has cometido, y guárdate de ellos si no has cometido ninguno.

La distancia prueba la fuerza de un caballo. El tiempo revela el carácter de una persona.

No desprecies a un rival por pequeño que sea; el mosquito puede dañar los ojos del león.

Estate atento cuando tu enemigo te sonría: la fiera muestra los dientes antes de atacar.

No confines a tus hijos a tu propio aprendizaje, porque ellos nacieron en otro tiempo.

La vida de un niño es como un pedazo de papel en el que cada persona deja una marca.

La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía.

No confundas, jinete, el galopar del caballo con los latidos de tu propio corazón.

El que estudia diez años en la oscuridad será universalmente conocido como quiera.

Un diamante con defectos es mejor que una piedra común que aparenta ser perfecta.

Si el alumno no supera al maestro, ni es bueno el alumno, ni es bueno el maestro.

Una gema no se pule sin frotar, ni un hombre puede ser perfeccionado sin pruebas.

Nadie se baña dos veces en el mismo río, pues siempre es otro río y otra persona.

Una sola conversación con un hombre sabio vale un mes de estudio con los libros.

Si quieres agrandar los campos de la felicidad, comienza por nivelar tu corazón.

No basta ir a pescar peces con buena intención. También se necesita llevar red.

Toda mentira de importancia necesita un detalle circunstancial para ser creída.

Olvidar tus antepasados es como ser un arroyo sin fuente, un árbol sin raíces.

Un pájaro canta no porque tiene una respuesta. Canta porque tiene una canción.

El tiempo es dinero, pero es difícil usar el dinero para conseguir más tiempo.

Nada falta en los funerales de los ricos, salvo alguien que sienta su muerte.

Dame un pescado y como por un día. Enséñame a pescar y como por toda la vida.

Un amigo hace más daño que un enemigo.Un amigo hace más daño que un enemigo.

No desesperes: de las nubes más negras cae un agua que es limpia y fecunda.

Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan.

La envidia señala las virtudes del envidiado, y los defectos del envidioso.

Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.

Elige un trabajo que ames y nunca tendrás que trabajar un día en tu vida.

Si quieres torturar a los sabios haz que sus acompañantes sean estúpidos.

Le pedí a Dios todo para gozar la vida, él me dio vida para gozarlo todo.

No puedes guiar el viento, pero puedes cambiar la dirección de tus velas.

Si eres paciente en un momento de ira, escaparás a cien días de tristeza.

La tensión es quien crees que deberías ser, la relajación es quien eres.

Haz feliz a aquellos que están cerca y aquellos que estén lejos vendrán.

El sabio sólo usa de acritud contra sí mismo, y es amable con los demás.

Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.

No coloques el puchero en el fuego si el ciervo aún corre en el bosque.

Más difícil que abrir una tienda para comerciar es mantenerla abierta.

Dime y olvidaré, muéstrame y podría recordar, involúcrame y entenderé.

Vive cada día de tu vida como si fuera el último... un día acertarás.

Los acontecimientos venideros proyectan sus sombras delante de ellos.

Busca una luz en lugar de estar maldiciendo eternamente la oscuridad.

La montaña es pesada, pero una mariposa levanta a un gato en el aire.

La tentación de renunciar será mayor justo antes de que tengas éxito.

Es más fácil variar el curso de un río que el carácter de un hombre.

No temas al enemigo que te ataca, sino al amigo falso que te abraza.

Cuando el genio apunta a la Luna, el tonto se queda mirando al dedo.

El aprendizaje es un tesoro que seguirá a su dueño por todas partes.

La persona que quita una montaña comienza llevando piedras pequeñas.

Si alguien te muerde te hace recordar que tú también tienes dientes.

Darle a tu hijo una habilidad es mejor que darle mil piezas de oro.

La vida es realmente simple, pero insistimos en hacerlo complicada.

No tengas miedo de crecer lentamente, teme sólo quedarte estancado.

Los que de veras buscan a Dios, dentro de los santuarios se ahogan.

Las grandes almas tienen voluntades; las débiles tan solo deseos.

Se aprende poco con la victoria, en cambio mucho con la derrota.

Ámame cuando menos lo merezca, ya que es cuando más lo necesito.

Una simple chispa puede iniciar un fuego que arrase la pradera.

Para quien no sabe a dónde quiere ir, todos los caminos sirven.

El corazón jamás habla, pero hay que escucharlo para entender.

Pregunta al hombre con experiencia, no al hombre con estudios.

Al comer retoños de bambú, recuerda al hombre que los plantó.

Una generación planta los árboles, y otra consigue la sombra.

Nada sienta mejor al cuerpo que el crecimiento del espíritu.

El sabio no dice lo que sabe y el necio no sabe lo que dice.

Más vale una cucharada de suerte que un barril de sabiduría.

Una piedra lanzada por la mano de un amigo es como una flor.

Siéntate a tu puerta y verás pasar el cadáver de tu enemigo.

Sólo nadando contra corriente es posible alcanzar la fuente.

Un beso es como beber agua salada: Bebe y tu sed aumentará.

Hay que subir la montaña como viejo para llegar como joven.

Ganar un proceso es adquirir una gallina y perder una vaca.

El agua hace flotar el barco, pero también puede hundirlo.

Si sobreviviste a una tormenta, no te molestará la lluvia.

Cuando menos lo merezca, ya que es cuando más lo necesito.

Jamás busques la respuesta en los lugares que no existen.

Un tonto juzga a las personas por los regalos que le dan.

Un viaje de diez mil kilómetros empieza por un solo paso.

Cuando la desgracia llega a su colmo, viene la felicidad.

Un hombre que persigue a dos conejos no atrapa a ninguno.

El amor no se trata de posesión, se trata de apreciación.

Tu maestro puede abrir la puerta pero debes entrar solo.

Antes de ser un dragón, hay que sufrir como una hormiga.

Más vale encender una vela que maldecir en la oscuridad.

Un poco de fragancia se adhiere a la mano que da flores.

No intentes poner recta la sombra de un bastón torcido.

Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo.

La medicina sólo puede curar las enfermedades curables.

Solo hay un niño bello en el mundo, toda madre lo sabe.

Todos los ríos van al mar, pero el mar no se desborda.

De las nubes más negras cae una agua limpia y fecunda.

Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.

La Geometría es el arte de pensar bien y dibujar mal.

Es más fácil saber como se hace una cosa que hacerla.

Es mejor encender una luz que maldecir la oscuridad.

¿Cuándo será el fin del mundo? El día que yo muera.

Ganará quien sabe cuándo luchar y cuando no luchar.

Ama a tus vecinos, pero no te deshagas de la cerca.

Cuando llegues a la última página, cierra el libro.

Es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto.

Nunca mates una mosca sobre la cabeza de un tigre.

Al perro que tiene dinero se le llama señor perro.

Un libro es como un jardín llevado en el bolsillo.

Creer en los sueños es pasar toda la vida dormido.

Incluso las torres más altas empiezan en el suelo.

Sólo se tiran piedras al árbol cargado de frutos.

La oportunidad golpea a la puerta solo una vez.

El jade necesita ser tallado para ser una gema.

Los oídos no sirven de nada a un cerebro sordo.

Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría.

Un pie derecho no le teme a un zapato torcido.

El que hace el bien de los demás hace el suyo.

El hombre no puede saltar fuera de su sombra.

Un consejo se da, y se recibe por convicción.

Si no quieres que nadie lo sepa, no lo hagas.

El silencio es una fuente de gran fortaleza.

Alá es grande, pero ata fuerte tu camello.

Afortunado el que vive tiempos tranquilos.

No impongas a los demás lo que no deseas.

La crueldad es la fuerza de los cobardes.

Cuando el dinero habla, la verdad calla.

Excava el pozo antes de que tengas sed.

Disfruta solo los placeres del momento.

Vence al enemigo sin manchar la espada.

Morir sin perecer, es presencia eterna.

El agua demasiado pura no tiene peces.

Cuando bebas agua, recuerda la fuente.

Cuando otro sufre es madera que sufre.

Quien cede el paso ensancha el camino.

El que teme sufrir ya sufre el temor.

Los bellos caminos no llevan lejos.

Una sola mano no puede aplaudir.

Un buen libro es un buen amigo.

Apúrate lentamente.