LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

TU LUZ INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS CON SABIDURÍA
   
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

BUSCAR


       
   

FRASES HIJO

FRASES Y CITAS HIJO

Frases de Hijo sobre espiritualidad y crecimiento

FRASES HIJO

ESCRITOS HIJO

El aborto se convierte en el peor enemigo de la paz. Si una madre es capaz de destruir a su propio hijo… ¿Qué le impide matarte? Ya no queda ningún impedimento.

Es un estado de Amor-Compasión intenso profundo y desbordado, a veces comparado con el amor de madre por su propio único hijo.

Una madre que contempla a su hijo recién nacido con total afecto no siente ninguna separación en su corazón. Ella y su hijo son una unidad, vinculados de forma invisible por la fuerza unitaria del amor.

Usted es hijo de la vida infinita que no tiene fin. Usted es hijo de la Eternidad. ¡Usted es maravilloso! .

Siempre les digo a mis hijos que, si cedes, la gente te pasará por encima. Pero si sigues luchando, avanzando, alguien siempre te dará una mano.

Siempre les digo a mis hijos que, si cedes, la gente te pasará por encima. Pero si sigues luchando, avanzando, alguien siempre te dará una mano. Siempre. Pero tienes que seguir bailando, debes mantener los pies en movimiento.

Las personas quieren que yo les resuelva todo. Pero de lo que no se dan cuenta es de que ellas tienen el poder. ¿Quieres ver un milagro, hijo? Sé tú el milagro.

La gente quiere que haga todo por ellos, pero no se dan cuenta de que ellos tienen ese poder. ¿Quieres ver un milagro, hijo? Sé el milagro.

Una madre soltera que tiene dos trabajos y encima encuentra tiempo para ir a llevar a su hijo al entrenamiento de fútbol, eso es un milagro.

El trabajo es una obligación, hijo de la necesidad, mientras que la actividad es ejercicio alegre del deseo.

Si la relación de padre a hijo realmente podría reducirse a la biología, toda la tierra sería brillar con la gloria de padres e hijos.

El infinito, el universo, soy yo; y tú, hijo mío, llevas como esencia todo el infinito, todo el ser, en ti, en lo más profundo de tu alma.

Todos los seres son vuestros padres y madres, y amadlos como si fuerais su hijo.

Los gritos de algunas personas contra en el mal son como los de una madre contra el hijo a quien reprende, pero que pronto besa y se preocupa.

Las flores de los campos son las hijas del cariño del Sol y del amor de la naturaleza. Y los hijos de los hombres son flores del amor y de la compasión.

Vuestros hijos no son vuestros; son los hijos de la vida, que se busca ansiosamente a si misma. Vienen a este mundo por vuestro intermedio pero no de vosotros; y, a pesar de vivir con nosotros, no son propiedad vuestra.

Enseñemos a nuestros hijos a tomar conciencia de sí mismos en todos los niveles.

El hastío es la más estéril de las pasiones humanas. Así como es hijo de la nulidad, es también padre de la negación, ya que no sólo es estéril por sí mismo, sino que esteriliza del mismo modo a cuanto toca o se le acerca.

Tu alma ha seleccionado las mejores herramientas para tu desarrollo personal: tus hijos, tus padres, tus abuelos, tus hermanos, tus hermanas, tus tíos y tías. ¡Úsalos! Sirven para hacerte crecer.

La unidad de amor más dañada por la Revolución Industrial ha sido el vínculo padre-hijo.

Tengo hijas y hijos. Cuando uno de ellos pone una mano en mi hombro, peces brillantes se convierten de repente en el mar profundo.

Cuando un padre, ausente durante el día, vuelve a casa a las seis, sus hijos reciben sólo su temperamento, no su enseñanza.

Un padre que enseña a su hijo que sólo hay una orientación sexual y que cualquier otra cosa es maligna, niega nuestra humanidad y la suya también.

El racismo los trata como parias y los empuja fuera de las comunidades. Nos hacen dudar de que ellos también son Hijos de Dios y esto está cerca de ser una blasfemia.

Un padre que lleva a su hijo a ser un racista, daña al niño, daña a la comunidad donde viven, daña nuestras esperanzas de un mundo mejor.

A los ojos de Dios, nadie es superior ni inferior; todos somos sus hijos.

Cultiva una relación más personal con Dios, considerándote como su hijo, su amigo o su devoto.

El amor de la madre es incondicional: en lo que respecta a su hijo, ella es todo amor, compasión y perdón.

El amor del padre está frecuentemente condicionado por la razón y por el mérito del hijo.

Sé tu verdadero yo, un hijo de Dios. Busca e incorpora a tu ser las mejores cualidades de todos tus hermanos, esparcidos por la tierra en varias razas.

Los hijos de Dios siempre deben tener fe implícita en la bondad amorosa de su Padre Omnipresente.

Los genes de tus hijos reflejan sólo su potencial, no su destino. Depende de usted proporcionar el entorno que les permita desarrollarse a su máximo potencial.

El padre diseñó el camino eterno para que a cada paso sus hijos reciban amor y sabiduría, llenándose de fuerza y de poder hacia la mayor gloria que él guarda.

El trazado del camino no responde a la lógica de la razón, sino a la lógica de Dios, que como padre de tantos hijos así lo dispuso para que ninguno de ellos pueda perderse.

Los estudios de los hijos son una herencia que les hemos dado en vida.

Somos hijos del Creador del Universo y por lo tanto hijos del Amor.

¡Todo fue consumado! ¡Ábreme el camino de la inmolación en favor de tus hijos más pequeños! Y de nuevo saldrás de entre sus brazos, vigorizado y confortado. Saldrás ungido para la inmolación, como guía de humanidades primitivas.

Si el amor de Dios por sus hijos se midiera por nuestra salud, riqueza y comodidad en esta vida, Dios odiaba al apóstol Pablo.

Al igual que los padres cuidan de sus hijos, deberías tener en cuenta a todo el Universo.

Nunca dejes de amar a una persona, y nunca pierdas la esperanza en ella, ya que incluso el hijo pródigo que había caído más bajo, aún podría salvarse.

¡Y todo porque los hijos nacemos cuando los padres ya coparon el poder en el hogar!

Ni para sí mismo ni para otros desea hijos, riquezas o reinos; ni con equívocos busca su propio éxito. Una persona así es, por supuesto, virtuosa, sabia y recta.

Cuando uno tiene amor por Dios, uno no siente ninguna atracción física por la esposa, hijos, parientes y amigos. Uno conserva sólo compasión para ellos.

Cuando uno tiene amor por Dios, uno no siente ninguna atracción física a la esposa, hijos, parientes y amigos. Se conserva sólo la compasión por ellos.

Dios tomó a un niño para acariciarlo en su pecho de deleite; pero la madre lloró y no se consolaría porque su hijo ya no existía.

Somos hijos de Dios y debemos ser iguales a él.

Ningún amor es mayor que el de un padre para su hijo.

Por cada locura de los padres, los hijos cometen otra de igual magnitud, pero en sentido opuesto.

Ningún amor es más grande que el de un padre por su hijo.

En este momento nuestros hijos son ecológicamente analfabetos. Hace falta introducir en las escuelas la eco-inteligencia y la eco-alfabetización.

Una madre experimenta el dolor y se entrega al sacrificio para dar la vida a su hijo.

Una palabra habló el Padre, que fue su Hijo, y ésta habla siempre en eterno silencio, y en silencio ha de ser oída del alma.

No me quitarás, Dios mío, lo que una vez me diste en tu único Hijo Jesucristo, en que me diste todo lo que quiero. Por eso me holgaré que no te tardarás si yo espero.

Porque si, en fin, ha de ser gracia y misericordia la que en tu Hijo te pido, toma mi cornadillo , pues le quieres, y dame este bien, pues que tú también lo quieres.

Usted es el hijo o la hija de Dios nacido como su ser y su naturaleza.

Mi hijo nunca salía por la puerta de atrás cuando estaba bien vestido.

Si yo hubiera sabido que mi hijo iba a ser presidente de la república, lo hubiera mandado a la escuela.

Lamento no tener más hijos. Me hubiera encantado tener una familia más grande.

Los padres de niños pequeños deben darse cuenta de que pocas personas, y tal vez nadie, encontrarán a sus hijos tan encantadores como ellos.

Si eres padre probablemente ya te hayas dado cuenta de que tus hijos siempre están mirando lo que haces. Y así como los niños miran a sus padres y emulan su comportamiento, también lo hacen los empleados que vigilan a sus jefes.

James Hillman nos dice que favorecer la fantasía del crecimiento de nuestro hijo crea una necesidad estática que no evoluciona hacia su independencia.

Puesto que Dios ha pagado el precio infinito de su Hijo por ti, no es seguro que se hará cargo de proporcionar todo lo que necesita.

Tienes una oportunidad de cambiar tu vida, y luego el juicio. Hablo como un padre que tiene hijos de tu misma edad y que tiene celo junto con Jesús, para que tanto ellos como tú, no desperdiciéis vuestras vidas.

El Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

En esta época del año nos enfocamos en el significado de la venida del Hijo de Dios al mundo. Y la intención de nuestra celebración debería ser la misma intención por la que Él vino.

Cualquier judío en esos días, al escuchar a Miqueas predecir la venida del Soberano de Belén, quien apacentaría Su grey en la fortaleza del Señor, pensaría inmediatamente en dos personas: El rey David y el Hijo de David, el Mesías.

Kabir es el hijo de Alá y de Rama.

Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear.

Nada tiene una influencia psicológica más fuerte en su ambiente y especialmente en sus hijos que la vida no vivida de un padre.

A los hijos no les hace ninguna gracia el estrés que el padre o la madre traen de su trabajo. Lo que desean y necesitan es su presencia. Desean que sus padres les dediquen tiempo.

Para llegar al nirvana, debe uno conseguir el conocimiento de sí mismo; y el conocimiento de sí mismo es hijo de las buenas obras.

Su cuerpo es el hijo del alma. Usted debe alimentar y educar a su hijo.

Su cuerpo es su hijo, cuídelo.

Verás, hijo mío, no es un hecho que nunca enfrentarás peligro. Las dificultades siempre vienen, pero no duran para siempre. Verás que fallecen como agua bajo un puente.

Hijo mío, la tolerancia es una gran virtud; no hay otro como él.

Usted ve, hijo mío, no es un hecho que usted nunca se enfrentará a los peligros. Las dificultades siempre vienen, pero no duran para siempre. Verás que fallecen como el agua bajo un puente.

Hijos, el debido cumplimiento de los ritos religiosos, servicio fiel, mayor felicidad conyugal y la felicidad celestial para los antepasados ​​y de uno mismo, depende de uno solo de la esposa.

[1/4]

AUTORES RECOMENDADOS

ALAN WATTS
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ALBERT EINSTEIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BARRY LONG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BUDA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

CARL GUSTAV JUNG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

DEEPAK CHOPRA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ECKHART TOLLE
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

EL KYBALION
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

FACUNDO CABRAL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

GONZALO GALLO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JEBUNA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JESUS EL CRISTO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JOE DISPENZA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

LEON TOLSTOI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MAHATMA GANDHI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MOOJI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OMRAAM MIKHAEL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OSHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

PAULO COELHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

RAJINDER SINGH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SADHGURU JAGGI VASUDEV
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SAINT GERMAIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

THICH NHAT HANH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

WAYNE DYER
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES