LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LA VERDAD TE HARÁ LIBRE
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR INTERIOR

IMÁGENES DEL ESCRITOR INTERIOR

FRASES COINCIDENTES

INTERIOR

| FRASES | ESCRITOS |

No cambies, sigue siendo tu.

La persona correcta eres tu.

No hay mejor regalo que un abrazo, siempre se adapta a la talla y nadie se va a quejar si lo regresas.

Estos cristales son muy importantes de eliminar, estos cristales te sirvieron en su momento pero ahora has de eliminarlos todos, la decisión es tuya.

Si permites que una ofensa te lastime lo hará, pero si no lo permites, la ofensa volverá al lugar de donde salió.

Entrénate a ti misma para dejar ir, todo eso que tienes y que temes perder.

Siempre se puede volver a empezar.

Nunca dejes de quererte a ti misma, por querer a quien no te quiere. Se llama dignidad.

Cuando comprendes tu verdadero valor, nadie puede hacerte sentir menos.

Perdona pero no olvida o saldrás herido de nuevo. Si perdonas cambias la perspectiva, si olvidas no aprendes la lección.

No dejes que te afecte el veneno de ciertas personas, no les des ese gusto.

No vivas para complacer a otros.

Habrá días de lluvia y días de sol, días oscuros y días de luz, días de tristeza y de felicidad, días que quisiéramos olvidar y días que nunca olvidaremos... Pero siempre habrá un mañana, para volver a empezar.

Cuídate de las malas lenguas, pero tampoco dejes por eso de hacer lo que te hace feliz.

Hay cristales que son necesarios eliminar para poder ver la luz interior, prescindamos de ellos aquí y ahora para lograr la iluminación espiritual.

No cambies para que la gente te ame. Sigue siendo tú misma y la gente correcta te amará.

Si vas a preocuparte por cada tontería que digan de ti, nunca vas a ser feliz, porque hablar es gratis y ser idiota también.

El mejor bálsamo para una herida, es comprender que nadie es mejor que tú y nunca pagar con la misma moneda, eso es tener clase.

Aprende a amar el sonido de tus pies, al alejarse de las cosas que no están destinadas para ti.

No existe mejor receta para recuperar el ánimo, que animar a los demás.

Tu eres el verdadero valor.

No vivas para complacer a los otros. Terminarás sin complacer a la persona más importante... a ti misma.

Busca paz para tu mente y obtendrás salud para tu cuerpo.

Aprende a reírte de ti mismo, porque entonces nunca terminarás de divertirte. Proverbio.

Si no puedes ser feliz con pocas cosas, no lo serás tampoco con muchas.

A veces hace falta morir varias veces, para poder vivir de verdad.

La persona correcta para tu vida es esa a la que no tienes que mendigarle nada, ni amor, ni cariño, ni apoyo ni amistad. Es esa que te dará todo, antes que se lo tengas que pedir.

Detrás de cada cara amargada, de cada mala contesta, solo hay insatisfacciones con ellos mismos, no es nada contigo.

No trates de arreglar tus problemas, arregla tus pensamientos y los problemas se arreglarán solos.

El mejor momento de nuestras vidas llega cuando no nos interesa la vida de nadie y no nos importa lo que piensen de nosotros.

La ley más importante: TU MORAL. El mejor abogado: TUS PRINCIPIOS. El mejor juez: TU CONCIENCIA.

Encontrarás belleza en la vida, no por lo feliz que puedas ser, sino por lo felices que otros puedan ser por ti.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La Iluminación es un estado de energía mental y espiritual inagotable e inconmensurable.

La Iluminación es un estado de conciencia clara y pura, un estado de Visión Espiritual directa, un estado de Conocimiento Superior.

Cuando tenemos el espíritu tradicional de marchar en pos de la verdad tal como es y practicamos nuestro camino sin abrazar ninguna idea egoísta, alcanzamos la iluminación en su verdadero sentido.

El budismo tibetano reconoce que para alcanzar la iluminación se necesitan ambos aspectos, el femenino y el masculino; es decir, sabiduría y compasión, a los cuales nos referimos en algunas ocasiones como sabiduría y método.

La iluminación es cuando nos aceptamos tal cual somos sin maltratarnos, nos transformamos.

Quizá la iluminación es similar a cuando un niño se da cuenta de que Santa Claus no existe y nunca lo hizo.

La iluminación no es más que la ausencia total de resistencia a lo que es. Fin de la historia.

La iluminación es tu cuerpo absolutamente relajado, y sin embargo, hay una luz de consciencia que alumbra en tu interior.

El Buda dejó claro que las mujeres como los hombres podían alcanzar la iluminación. Las admitió en la orden monástica de ese entonces como bhikkhunis.

El auténtico desasimiento para lograr la iluminación espiritual implica que el hombre debe retirarse, vaciarse y desapegarse del mismo desasimiento.

Tienes que encender tu propia lámpara; nadie más te dará la salvación. El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

La mente trabaja en el pasado, por lo que solo puede usar el pasado, que es lo conocido, mientras que la iluminación es un estado en el que siempre estás en lo desconocido, por lo que no puedes pensar en ello.

Cada individuo debe hacer un esfuerzo para liberarse de la ignorancia y la falta de iluminación.

La comprensión del Zen para la iluminación no son prácticas que debes seguir. Es el punto de partida para experimentar continuamente el aquí y el ahora.

Un hombre común busca la libertad a través de la iluminación. Un hombre iluminado expresa la libertad a través de ser ordinario.

Hay ricos que creen que: LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL ESTÁ EN VENTA.

La Suprema Existencia está más allá del alcance de las palabras, pero es accesible al ojo dotado de iluminación pura.

El despertar o la iluminación es la plena realización de la verdadera naturaleza de ese ser. Es sí mismo plenamente.

La iluminación destruye todas las ficciones. Te deja la consciencia esencial de tu propio ser.

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

El fenómeno de la iluminación, del abandono del yo, no está causado por nada. No es necesaria causa alguna. No es el resultado de numerosas causas; no es un subproducto. Es un simple discernimiento.

Hay cristales que son necesarios eliminar para poder ver la luz interior, prescindamos de ellos aquí y ahora para lograr la iluminación espiritual.

Cultiva la atención consciente como factor de iluminación.

La iluminación es el presente en calma en el medio de la marea mental que nos lleva adelante y atrás.

Moisés vio a Dios en una zarza sin mucho valor que ardía en medio del desierto. Buda alcanzó la iluminación durmiendo debajo de una higuera. Jesucristo nació en un pesebre.

La iluminación es: cooperación absoluta con lo inevitable.

Toda la gente rigurosa destruye su inteligencia y su cuerpo. Quienes alcanzan la iluminación lo han hecho en un estado relajado. La relajación es la tierra donde crecen las rosas de la iluminación espiritual.

Para alcanzar la iluminación suprema uno reconoce espontáneamente su propia naturaleza original, la esencia mental que no puede crearse ni eliminarse.

Sin duda, sin duda la Iluminación no existe; cualquier dogma es una ilusión.

Si puedes ver sin que la mente intervenga eso es iluminación. Si puedes oír sin que la mente se interponga eso es iluminación.

En la sinfonía de la iluminación no hay religión, ni credo, es segura, te mantiene libre, sin apegos, sin control, te conducen a la armonía interior.

Rotar sobre su propio eje no es el único movimiento para el alma humana. También está su giro alrededor del Sol de una iluminación inagotable.

Amigos, hasta que alcancéis la iluminación el Maestro Espiritual es indispensable; por lo tanto, confiad siempre en vuestro sagrado Guía Espiritual.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

El propósito de la iluminación es volvernos tan conscientes, a través de una participación decidida, comenzando realmente guiar activamente nuestro proceso evolutivo.

Cultiva la tranquilidad como factor de iluminación.

El sabio no necesita de milagros para alcanzar la iluminación.

Hasta que alcancéis la iluminación el Maestro Espiritual es indispensable.

Una vez alcanzada la iluminación, esta distinción dualista entre cuerpo y mente deja de existir. Se podría decir que ambos comienzan a funcionar en la misma frecuencia. Pero hasta entonces, los dos son necesarios y deben desarrollarse por igual.

Os saludo, amigos míos, con el saludo de la paz y agradecido por vuestra paciencia al seguir mis escritos en «La iluminación» durante este tiempo.

Con cuánta intensidad y cuántas veces hemos dicho «¡basta!». Ésta es la aspiración del Ser. Es la sed interior de regresar a la verdad, a nuestra verdadera dimensión. Es el reclamo a la iluminación, a ascender a un nivel más alto de conciencia.

La postura y la manera de respirar son sólo medios para obtener la iluminación.

Los genuinos aspirantes a la auténtica Iluminación deberían primero interrogarse a sí mismos, para de ese modo descubrir su inherente luz espiritual.

La iluminación espiritual es una constante invitación, a través de cada momento de nuestra vida, a abrazarnos tal como somos, con todas nuestras imperfecciones.

Es su derecho de nacimiento tener una vida poderosa, pacifica y significativa. Usted verdaderamente puede lograr la iluminación con una vida pacifica, porque usted ya esta iluminado ahora mismo.

La iluminación entiende quién estás siendo ahora.

Tratar de encontrar un buda o la iluminación es como tratar de coger el aire

El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

Practica el no hacer, ensalza lo humilde, corta el problema en su brote y siembra lo grande en lo pequeño para alcanzar la iluminación espiritual.

Conocer a los otros es sabiduría conocerte a ti mismo es iluminación.