LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
BIBLIOTECA DE ESPIRITUALIDAD Y SABIDURIA
  LA ILUMINACIÓN MEDITACION FRASES RADIO ONLINE EL AMOR FRASES DOBLES GALERIA WHATSAPP BUSCAR RESUMEN  
SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR


      

   

FRASES KHALIL GIBRAN

FRASES Y CITAS KHALIL GIBRAN

KHALIL GIBRAN

FRASES KHALIL GIBRAN

ESCRITOS KHALIL GIBRAN

  • Madre: La palabra más bella en labios del hombre.
  • El sufrimiento hace el alma fuerte y un carácter plagados de cicatrices.
  • Cuando mi alma y mi cuerpo se amaron, conocí un segundo nacimiento.
  • La fe es un oasis en el corazón que nunca será alcanzado por la caravana del pensamiento.
  • ¿Qué diferencia hay entre nosotros, salvo un sueño inquieto que sigue a mi alma, pero teme acercarse a ti?
  • El justo está cerca del corazón del pueblo, pero el misericordioso está cerca del corazón de Dios.
  • La perplejidad es el comienzo del conocimiento.
  • El trabajo es amor hecho visible. Si no puedes trabajar con amor sino sólo con aversión, es mejor que dejes tu trabajo y te sientes en la puerta del templo a pedir limosnas a aquellos que trabajan con alegría.
  • Si la otra persona te hiere, puedes olvidarte de la lesión; pero si le haces daño, siempre lo recordarás.
  • Muchas doctrinas son como un cristal de ventana. Vemos la verdad a través de ellas pero nos separan de la verdad.
  • ¿Dónde está la justicia del poder político si ejecuta al asesino y encarcela al saqueador pero luego se acerca a las tierras vecinas, matando a miles y saqueando las mismas colinas?
  • Avanzar es encaminarse hacia la perfección. Marchen y no teman las espinas, ni las piedras afiladas en el camino de la vida.
  • La lujuria por la comodidad, esa cosa furtiva que entra en la casa como un huésped, luego se convierte en un anfitrión, y luego en un amo.
  • La sabiduría deja de ser sabiduría cuando se vuelve demasiado orgullosa para llorar, demasiado grave para reír, y demasiado egoísta para buscar otra que no sea ella misma.
  • De los dos premios principales de la vida, la belleza y la verdad, encontré el primero en un corazón amoroso y el segundo en manos de un obrero.
  • Amor... envuelve a cada ser y se extiende lentamente para abrazar todo lo que será.
  • La pobreza es un velo que oscurece la faz de la grandeza.
  • La persona que consideras ignorante e insignificante es la que vino de Dios, para que pueda aprender la bienaventuranza y el conocimiento que proporciona la tristeza.
  • Tampoco la burla será poderosa contra los que escuchan a la humanidad o los que siguen las huellas de la divinidad, porque vivirán para siempre. Por siempre.
  • La fe es un conocimiento dentro del corazón, más allá del alcance de la prueba.
  • Si en el crepúsculo de la memoria nos encontráramos una vez más, volveremos a hablar juntos y ustedes me cantarán un canto más profundo.
  • El más lamentable entre los hombres es el que convierte sus sueños en plata y oro.
  • Si el abuelo del abuelo de Jesús hubiera sabido lo que estaba escondido dentro de él, habría permanecido humilde y temeroso ante su alma.
  • El ojo de un ser humano es un microscopio que hace que el mundo parezca más grande de lo que realmente es.
  • Que no haya ningún propósito en la amistad sino en la profundización del espíritu.
  • Amaos los unos a los otros, pero no hagáis un vínculo de amor: que sea un mar en movimiento entre las orillas de vuestras almas.
  • La vida sin amor es como un árbol sin flores ni frutos.
  • Porque la vida y la muerte son una, así como el río y el mar son uno.
  • He aprendido el silencio del hablador, la tolerancia de los intolerantes y la bondad de los malos. Sin embargo, por extraño que parezca, soy desagradecido con esos maestros.
  • Algunos de ustedes dicen: “La alegría es mejor que el dolor”, y otros dicen: “No, el dolor es el mejor”. Pero yo os digo que son inseparables. Juntos vienen y cuando uno se sienta solo contigo en tu mesa, recuerda que el otro está dormido en tu cama.

MAS FRASES KHALIL GIBRAN

  • Siempre hemos sido nuestro propio precursor, y lo seremos eternamente. Y todo lo que hayamos juntado y todo lo que recojamos no serán sino semillas para campos todavía sin cultivar. Somos el campo y el labrador, los segadores y la cosecha.
  • El hombre ha recibido de Dios el poder de esperar, y esperar firmemente hasta que el objeto de su esperanza le quite de los ojos el velo del olvido.
  • La soledad es un consuelo para un alma entristecida, que aborrece a los que la rodean igual que un ciervo herido abandona su rebaño, para refugiarse en una cueva en la que sonará o morirá.
  • El derecho forma parte de la voluntad, porque las almas flotan al viento de acá para allá cuando los fuertes dominan y los débiles padecen los cambios para bien y para mal. No neguéis tampoco la voluntad del alma, más fuerte que la fuerza del brazo.
  • Todos nosotros no somos capaces de contemplar con una mirada interior las grandes profundidades de la vida, y es cruel exigir de aquel que tiene la vista bajada que distinga lo que es oscuro y lejano.
  • La verdadera fuerza que impide que el corazón sea herido es la que le evita crecerse con su grandeza interna. El canto de la voz es melodioso, pero el canto del corazón es la voz pura del cielo.
  • Te quiero porque eres débil ante el opresor poderoso, y pobre ante el rico codicioso. Por eso lloro contigo y te consuelo. Y tras mil lágrimas te veo, oprimido entre los brazos de la justicia, sonreír y perdonar a tus seguidores.
  • Las flores de los campos son las hijas del cariño del Sol y del amor de la naturaleza. Y los hijos de los hombres son flores del amor y de la compasión.
  • Noche infinita que te alzas sobre las nubes del crepúsculo, coronada por la Luna, envuelta en el manto del silencio y empuñando la espada del terror.
  • Hay hombres que dan un poco de lo mucho que poseen. Y si lo hacen es al solo efecto de ganar fama y galardón. En sus deseos íntimos y codicias, pierden el mérito de su caridad, por el prurito de vana celebridad.
  • Vuestros hijos no son vuestros; son los hijos de la vida, que se busca ansiosamente a si misma. Vienen a este mundo por vuestro intermedio pero no de vosotros; y, a pesar de vivir con nosotros, no son propiedad vuestra.
  • Que cada uno de vosotros llene la copa de su compañero, pero no bebáis en una sola copa. Que cada uno de vosotros dé su pan al otro, pero no comáis todo del mismo pan.
  • Que en vuestra vida matrimonial haya un espacio que separe los unos de los otros, a fin de que los vientos de los cielos puedan soplar y bailar en medio de vosotros.
  • Todo lo que puede dar el amor es entregarse a si mismo; y no toma nada que no sea de si mismo. El amor no posee nada y no admite ser poseído, porque el amor se conforma con el amor mismo.
  • Lo que yo dejo no es la camisa que me saco hoy y que mañana vuelvo a usar. No; es mi carne que desgarro. No es un pensamiento que yo dejo detrás de mí, sino un corazón que mi hambre ha embellecido y que mi sed volvió tierno y brillante.
  • ¿No es la montaña mucho más impresionante y más claramente visible a uno que pasa por el valle que a los que habitan la montaña?
  • Un amigo que está lejos está a veces mucho más cerca que uno que está a tu lado.
  • Tu vida está determinada no por lo que te trae, sino por la actitud que tú traes a la vida. No es lo que te sucede, sino la forma en que tu mente mira lo que sucede.
  • Si tu corazón es un volcán, ¿cómo esperas que florezcan las flores?
  • La generosidad es dar más de lo que puedes, y el orgullo es tomar menos de lo que necesitas.
  • Hablas cuando dejas de estar en paz con tus pensamientos.
  • La amistad es siempre una dulce responsabilidad, nunca una oportunidad.
  • Confía en los sueños, porque en ellos está escondida la puerta de la eternidad.
  • En cada país, cada cuidad, en cada rincón del mundo, vive una mujer que es la representante de tiempos futuros.
  • Las lágrimas son fuego que purifica el amor, haciéndolos nítidos y hermosos por una eternidad.
  • Cuando la tristeza funde a dos corazones, ni la gloria ni la felicidad será capaz de destruir esa unión.
  • Si revelas tus secretos al viento, no culpes al viento por revelarlos a los árboles.
  • Cuando llegues al final de lo que debes saber, estarás al principio de lo que debes sentir.
  • Siempre se ha sabido que el amor no conoce su propia profundidad hasta la hora de la separación.
  • Si amas algo, déjalo libre. Si regresas es tuyo, sino nunca lo fue.

MAS FRASES KHALIL GIBRAN