FRASES KABIR

FRASES Y CITAS KABIR

LAHIRI MAHASAYA

FRASES LAHIRI MAHASAYA

ESCRITOS LAHIRI MAHASAYA

  • En el Satyayuga, Lahiri Mahasaya nació como Satyasukrita; en el Tretayuga fue Munindra; en el Dwaparayuga Karunamaya; y en el Kaliyuga fue Kabir. Más tarde, se convirtió en Shyama Charan.
  • ¿Quién es Kabir? Él es el sol, y él es Brahma, yo mismo.

KABIR

FRASES KABIR

ESCRITOS KABIR

  • Sobre ese árbol hay un ave; danza en el gozo de la vida.
  • ¡Vacía la copa! ¡Embriágate! ¡Bebe el divino néctar de Su nombre! Oyeme, querido Sadhu: desde la coronilla a la planta de los pies, el hombre está envenenado por la inteligencia.
  • Cuando ya me extraviaba, ¡oh, hermano!, el verdadero Maestro me enseñó el camino.
  • La tormenta se acumula en el cielo. Escucha la honda voz de su fragor.
  • Aproxima el rostro a Su oído y murmúrale las más hondas aspiraciones de tu alma. ¡Escúchame, hermano! Lleva la visión de tu Bienamado en el corazón.
  • Acerca los ojos al torrente de lágrimas de los nubarrones cargados de lluvia, y cúbrete el corazón con las sombras de la noche.
  • ¡Cuelga hoy mismo el columpio del amor! Suspende tu cuerpo y tu espíritu entre los brazos del Bienamado, para un éxtasis de los goces del amor.
  • El Bienamado revela, Él mismo, la gloria del verdadero amor.
  • Una peregrinación sin fin se sucede a Sus pies y millones de devotos se prosternan sobre ellos.
  • Cuando Él camina, yo camino ante Él. Mi corazón suspira por mi Bienamado.
  • ¡Aniquilado sea quien aflija a mi Bienamado! Allí donde se cantan Sus alabanzas, allí vivo yo.
  • Cuando mi Amado se despierta, yo me despierto; cuando Él duerme, yo duermo.
  • Sé, ¡oh, Narad!, que mi Amado no puede estar lejos.
  • Óyeme, hermano mío, pocos son los que han hecho ese descubrimiento.
  • Quienes conocen su hermosura saben cuán inefables son los juegos de Su creación.
  • Su color está en todas las imágenes del mundo; es un hechizo del cuerpo y del espíritu.
  • Están ciegos los que quieren verlas a la luz de la razón, de esa misma razón que es la causa del alejamiento.
  • Sólo el Amor puede penetrar al mundo, y pocos son los que saben estas cosas.
  • Escucha las campanas y los tambores de la Eternidad. ¡Regocíjate en el amor! La lluvia cae sin agua y los ríos son torrentes de luz.
  • Un océano azul se extiende en el cielo. La fiebre de la vida se aplaca y todos mis pecados se lavan cuando permanezco en el seno mismo del mundo.
  • Un millón de soles irradia Su luz.
  • Reflexiona bien, ¡oh, dulce amigo de mi corazón! Si verdaderamente amas, ¿por qué duermes? Si lo has encontrado, date a Él enteramente y únete a Él.
  • Iré a la casa de mi Señor con mi Amado a mi lado, y haré entonces que suene la trompeta del triunfo.
  • Pero al concluir la ceremonia abandoné a mi Señor y me fui; mis amigas, en el camino, intentaron en vano consolarme.
  • En la noche de mis bodas, mis amigas cantaban a coro; me ungieron con los ungüentos de la alegría y del dolor.
  • Estuve con mi Señor en la casa de mi Señor; pero no viví con Él; ignoré Sus caricias y mi juventud pasó como un sueño.
  • ¡Oh, hermano amadísimo! Nada es esencial sino la Verdad.
  • La radiante Verdad es lo único que brilla en el triunfo de mi Señor.

MAS RESULTADOS

  • Este es un país sin tierra ni cielo, sin luna ni estrellas.
  • ¡Que mi espíritu y mis ojos no formen más que uno! ¡Que mi amor alcance a mi Bienamado! ¡Que la fiebre ardiente de mi corazón pueda encontrar alivio! Cuando el amor y el Amado se unen, es cuando el amor alcanza la perfección.
  • Él es el Espíritu de mi espírituÉl es la Pupila de mis pupilas.
  • Bajo el gran quitasol de mi Rey brillan millones de soles, de lunas y de estrellas.
  • ¡Qué hilos tan sutiles teje la mujer y cómo los refina su amor y su respeto! Trenzo la guirnalda de los días y de las noches; cuando venga mi Amado y toque yo Sus pies, le ofrendaré mis lágrimas.
  • La rueca del amor, hecha con las joyas del saber, gira en el cielo.
  • La ciudad de su cuerpo, con el palacio de su espíritu, se alza en su hermosura.
  • Separada de su amado, la mujer hila en su rueca.
  • He aprendido el sánscrito; deja, pues, que todos los hombres me llamen sabio.
  • ¿Dónde iré que aprenda a conocer a mi Bienamado? Jamás hallarás el bosque si no conoces el árbol, jamás lo encontrarás si lo buscas en las abstracciones.
  • Esas son, ¡oh, hermano!, las palabras supremas.
  • Aquel que vive corporalmente siempre está sediento, porque el objeto de sus afanes es imperfecto, aunque siempre surgen en él, y cada vez más hondas, estas palabras, donde van fusionados el amor y el sacrificio: Él es esto; esto es Él.
  • ¿Qué sabio podría escuchar la música solemne que se eleva hacia el cielo? El es la fuente de toda música; Él llena con ese surtidor, hasta los bordes, todos los vasos humanos, permaneciendo desbordante Él mismo.
  • Así canta Kabir, el servidor de todos sus servidores.
  • Mi amor lo ha conmovido, mi corazón languidece por Su nombre, que es la Verdad.
  • Mis ardientes deseos cantan Su nombre y se pierden en Su infinita belleza.
  • Mi cámara y mi corazón resplandecen con Su presencia.
  • Este día me es caro entre todos los días, porque hoy mi Señor bienamado es huésped de mi casa.
  • Sólo él podrá llenar de grano sus vasijas y alimentar a los sabios y a los santos.
  • Sólo el labrador precavido podrá festejar el fin de la cosecha.
  • Prepara el suelo de la liberación y deja que sólo se ahoguen bajo la tormenta los parásitos del amor y del sacrificio.
  • Presta atención a tus cercados, para que la lluvia no los invada y los arrase.
  • La lluvia viene del Oriente y murmura su monótono plañir.
  • ¡Contempla cuán grande es mi ventura! ¡He recibido la infinita caricia de mi Bienamado!
  • Ahora he realizado mi felicidad.
  • Pero ahora mi amante me ha dado a conocer el sentido de los sones que percibieron mis oídos.
  • ¡Y yo ignoraba la felicidad que tan cerca tenía! Mi amor aún no se había despertado.
  • Me ha esperado durante la eternidad de las edades; por amor a mí, El ha perdido su corazón.
  • No seas loco, pues las sombras de la noche pronto se espesan.
  • Sirve a tu Dios, presente en este templo, que es la vida.

MAS RESULTADOS