LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

TU LUZ INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS CON SABIDURÍA
   
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

BUSCAR


       
   

FRASES ALBERTO CORTEZ

FRASES Y CITAS ALBERTO CORTEZ

Frases de Alberto Cortez sobre la sabiduría y la reflexiones

FRASES ALBERTO CORTEZ

ESCRITOS ALBERTO CORTEZ

Amada mía, querida mía, Ay, Patria mía.De tumbo en tumbo, se pierde el rumbo de la alegría.¡Vamos arriba! Que no se diga que estás llorando; que tus heridas mal avenidas se irán curando.

Amigo mío, si esta copla, como el viento, adonde quieras escucharla te reclama, serás plurar, porque lo exige el sentimiento, cuando se lleva a los amigos en el alma.

Nadie puede más que dos que han hallado el amor, no importa en qué lugar: acaso en un tumulto de un tiempo sin piedad, en una calle sola o en el fragor de una ciudad.

Dónde dormirá esta noche ese pobre viejo, el que vaga por la calle sin tener morada, con la suerte consumida como su pellejo, con las manos abatidas, como su mirada.

Ir conociendo de a poco al más cuerdo y al más loco, y al que le da por volar; volar con el pensamiento, que al oir cantar al viento, del viento aprender a cantar.

A mis amigos les adeudo los enfados que perturbaran sin querer nuestra armonía, sabemos todos que no puede ser pecado, el discutir alguna vez por tonterías.

Yo te quiero tanto como tanto quiero que vague mi canto por todo tu cuerpo, que gane la cumbre total de tus senos y que se derrumbe rodando hacia el centro.

La envidia es muy difícil de contener, se logra cuando se sabe ser un señor y sólo los bien nacidos lo suelen ser, los otros tienen bastante con lo que son.

A mis amigos legaré cuando me muera, mi devoción en un acorde de guitarra, y entre los versos olvidados de un poema, mi pobre alma incorregible de cigarra.

A mis amigos les adeudo la paciencia de tolerarme mis espinas más agudas, los arrebatos del humor, la negligencia, las vanidades, los temores y las dudas.

Aunque fue de todos, nunca tuvo dueño que condicionara su razón de ser.Libre como el viento era nuestro perro, nuestro y de la calle que lo vio nacer.

A mis amigos les adeudo la ternura, las palabras de aliento y el abrazo, el compartir con todos ellos la factura que nos presenta la vida paso a paso.

Era el callejero de las cosas bellas y se fue con ellas cuando se marchó; se bebió de golpe todas las estrellas, se quedó dormido y ya no despertó.

Convocas mis anhelos y mis versos, mis gustos, mis amigos, mis ausencias, y tornas los momentos más adversos en dicha nada más con tu presencia.

Para nombrarte prefiero usar el corazón al diccionario, porque siempre es el que lleva el inventario de tantas cosas con que suelo compararte.

Era nuestro perro y era la ternura, esa que perdemos cada día más y era una metáfora de la aventura que en el diccionario no se puede hallar.

Ir en busca de la rosa más codiciada y hermosa que me pueda imaginar. Si no la encuentro enseguida, me queda toda la vida para poderla buscar.

Cuando te asomes al amor pequeña mía, has de tener el universo entre tus manos y la serenidad y la armonía germinarán en ti grano por grano.

Más allá de cualquier ideología, más allá de lo sabio y lo profano, soy parte del espacio, soy la vida, por el hecho de ser un ser humano.

Aquellos que no tienen fantasía no pueden entender, es muy complejo, que acorte la distancia, cada día, recibir una rosa desde lejos.

Viendo campos y caminos, distancia, ¡Qué cantidad de recuerdos! De infancia, amores y amigos, distancia, que se han quedado tan lejos.

Y construyó castillos en el aire, a pleno sol, con nubes de algodón, en un lugar a donde nunca nadie pudo llegar usando la razón.

De qué sirve la vida, si a un poco de alegría le sigue un gran dolor.Me parece mentira que tampoco esta noche escucharé tu voz.

Y construyó, castillos en aire a pleno sol, con nubes de algodón, en un lugar, adonde nunca nadie pudo llegar usando la razón.

Te llegará una rosa cada día, augurándote tiempos de ventura; compañera total del alma mía, propietaria de toda la ternura.

Qué suerte he tenido de nacer, para estrechar la mano de un amigo y poder asistir como testigo al milagro de cada amanecer.

Hasta el día de hoy sólo fui lo que soy, aprendiz de Quijote; he podido luchar y hasta a veces ganar sin perder el bigote.

Qué cosas tiene la vida, mariana, qué cosas tiene la vida, cuanto más alto volamos, Mariana, nos duele más la caída.

Te llamo luna, cascabel o caracola y ya me tienes en la cresta de la ola buscándote por los espacios transparentes.

A partir de mañana empezaré a vivir la mitad de mi vida; a partir de mañana empezaré a morir la mitad de mi muerte.

Todo es posible viviendo contigo todo es posible, por más guijarros que tenga el camino... Contigo es posible.

Hay un niño en cada hombre, si no se quiere perderlo, y es el que siempre se asoma al balcón de los consuelos.

Mi árbol brotó... Mi infancia pasó... Hoy bajo su sombra que tanto creció... Tenemos recuerdos mi árbol y yo.

Eres mucho más de lo que soy y hacia donde voy, cuando me voy… Amor, inalterable amor, mi luminoso gran amor.

No somos libres más que por amor, libres y eternos más que por amor, no vale nada si no es por amor… La vida

Cuando un amigo se va, queda un terreno baldío que quiere el tiempo llenar con las piedras del hastío.

Camina siempre adelante pensando que hay un mañana, no te permitas perderlo porque está buena la cama.

Quien quiera beber conmigo tiene una copa en mi mesa compartirá mi alegría, pero también mi tristeza.

No siempre gana distancia el hombre que más camina. A veces por ignorancia anadar se vuelve rutina.

Prefiero más que llegar, pensar que ya voy llegando, andar por andar andando, caminar por caminar.

Amor, mi gran amor, mi buen amor, mi alero: Amor, mi venturero amor, maravilloso amor, te quiero.

Pudiera ser que supiera cómo decirle a la gente con unas pocas palabras lo que pasa por mi mente.

Cuando un amigo se va queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo.

Con las cosas más bellas guardaré tu recuerdo que el tiempo no logró sacarlo de mi alma.

Yo puse el esfuerzo y ella la desgana. Yo el hondo silencio y ella la palabra.

Te sigo queriendo como el primer día con esta alegría con que voy viviendo.

Miguitas de ternura yo necesito, si le sobra un poquito, démelo a mí.

AUTORES RECOMENDADOS

ALAN WATTS
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ALBERT EINSTEIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BARRY LONG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BUDA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

CARL GUSTAV JUNG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

DEEPAK CHOPRA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ECKHART TOLLE
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

EL KYBALION
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

FACUNDO CABRAL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

GONZALO GALLO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JEBUNA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JESUS EL CRISTO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JOE DISPENZA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

LEON TOLSTOI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MAHATMA GANDHI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MOOJI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OMRAAM MIKHAEL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OSHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

PAULO COELHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

RAJINDER SINGH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SADHGURU JAGGI VASUDEV
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SAINT GERMAIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

THICH NHAT HANH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

WAYNE DYER
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES