LA VOZ DEL PUEBLO

JEBUNA

18/07/2016

Articulo LA VOZ DEL PUEBLO

Categoría: ESPIRITUALIDAD

Algo para cuestionar es la frase: “La voz del pueblo es la voz de Dios” (Vox populi, vox Dei). Insisto, los que pregonan este tipo de reflexiones olvidan de forma descarada que la voz de Dios es la voz de la verdad. Lamentablemente los pregones de las masas obedecen por lo general a intereses mundanos o a quienes los agitan con lógicas mediocres y homilías religiosas.

Para ser sensatos podemos concluir que la cita nunca podrá revelar la voluntad de Dios Todo y Eterno y mucho menos que deba obedecerse. Las creencias populares se imponen por su fuerza irresistible, y es prudente estar alejado de ellas. Cuando dos o más encuentran la verdad hay armonía, cuando dos o más buscan la verdad hay agitación.

Conclusión: Toda agitación popular te lleva lejos de ti, lejos de la verdad que tú eres. Debes concentrarte en una consciencia cada vez mayor, una consciencia que está por encima de todo, esa es la clave para escuchar la verdadera voz de Dios. Escucha a tu interior mejor que al intelecto y cuando escuchas a tu interior, el intelecto se va a dormir.

IMPRIMIRPALABRA: TEMAS VARIOS

ARTIULOS RELACIONADOS

IMPORTANTE: En este sitio no tratamos de convencer a nadie de nada, sino simplemente navegar por "EL TODO" a través de los conocimientos y así descubrir la grandeza del Creador Supremo. En este sitio encontraras personajes de todas las religiones y creencias, sus enseñanzas y sus vidas, para que las conozcas y las estudies, y así la semilla de tu Ser germine hasta el Infinito. Ver advertencias

La espiritualidad no es un negocio y mucho menos una mercancía. No se reciben donaciones y mucho menos diezmos, mejor compartan con un hermano necesitado. No pongas tu espiritualidad en riesgo en manos de inexpertos, sigue a dios todo y eterno directamente. Dios todo y eterno es sabio y es el único que sabe cómo comunicarse con tu ser, síguelo directamente. La verdad y el amor absoluto solo pueden ser revelados a través de su manifestación, cualquier otro medio quebranta su pureza y perfección sagrada. Obedece el aquí y el ahora, es el amor manifestado.