DIOSMENTESALUDPAZOSHO
JESUSOMRAAMFRASESMENTEECKHART TOLLE
CRISTOFELICIDADVEGANOSSABIDURIAKRISHNAMURTIEL AMOR
BUDANUEVOECOLOGIACONSCIENCIAMAHATMA GANDHILA VERDAD
JEBUNAEDITORIALPOSITIVOSPENSAMIENTOSPATROCINIO NAVARROLA LIBERTAD
ATEOSGRAFICASSOCIEDADESPIRITUALIDADANTHONY DE MELLOLA VIDA
EGORADIO - TVUNIVERSOCONOCIMIENTODEEPAK CHOPRA
Click para ir al buscador...
Ajedrez Paisa - Medellin ColombiaSIGUENOS EN FACEBOOKSIGUENOS EN TWITTERCorreos y Boletines
CIENCIARECETASRELIGIONCRECIMIENTOMAESTROS
DESPERTARSABIA USTEDLIBROSMORALEJASPERSONAJES
MAPAMEDITARMERKABAHUMILDADILUMINADOS

La iluminacion es la espiritualidad

DE GOLPE

Imagen: DE GOLPE, ESPIRITUALIDAD, TEMAS VARIOS, TEMAS VARIOS, DE-GOLPE

Categoría: ESPIRITUALIDAD

La sexualidad es el caudal energético por el cual nuestra esencia se manifiesta, se da, porque cuando nuestro espíritu pisa estos mundos relativos buscando un medio, elige el canal más afín para su karma, el cual, será la causa que determine el género, sea masculino o femenino y debe de cumplirse tanto arriba como abajo, pero cuando hablo en este caso de arriba o abajo, me refiero a lo más elevado o lo más bajo de nuestro universo relativo, no del universo espiritual, porque en el espiritual no existe ni el arriba ni el abajo.

De golpe, toda esta inspiración es debida a la inquietante aseveración de una amiga que dice que en las esferas angelicales no existe la sexualidad, que los ángeles son asexuados, pero insisto a sabiendas de lo puro de su estado, aun allí, debe de cumplirse la condición del género. Todo en la naturaleza y el universo relativo tiene género masculino y femenino. Este principio de género es manifestado en todos los planos de la física y aunque las jerarquías angelicales ambulen entre los límites del universo relativo y el espiritual, aun así, deben seguir obedeciendo la ley del género, porque aun allí, en los límites, se deben de cumplir los estatutos del universo físico.

El universo espiritual es absoluto, allí no existe el género porque si existiera, dejaría de ser dominante. La consciencia no es ni masculina ni femenina, porque no le pertenece al cuerpo; la espiritualidad no tiene sexo; el amor no es ni masculino ni femenino porque pertenece a lo espiritual, ídem para el perdón, la compasión, la paz, la armonía, etc. todas estas acciones del mundo espiritual tienen la virtud de ser asexuadas y esa integridad las eleva al pedestal de concluyentes.

Conclusión: De golpe bajamos el calzón del ángel para revelar su condición sexual. La esencia de los ángeles en su totalidad no es espiritual, esa condición, los limita inmediatamente a las exigencias del universo espiritual y las somete al del físico. ¿Cuántos ángeles hay? Y si existe alguna cantidad, es porque hay género. Señores, les aseguro que en la espiritualidad no existen las cantidades, el concepto de cantidad solo existe en el universo relativo y en el cuántico. Lo espiritual, está reservado solo para lo que fue, es y siempre será. Lo espiritual no se mide, ni se cuenta, ni mucho menos se divide. La sexualidad divide y genera cantidad. La espiritualidad une y alimenta la unidad.

Ir al homeIMPRIMIRPALABRA: TEMAS VARIOS

RELACIONADOS CON EL TEMA "TEMAS VARIOS"

RELACIONADOS CON EL AUTOR "JEBUNA"

IMPORTANTE: En este sitio no tratamos de convencer a nadie de nada, sino simplemente navegar por "EL TODO" a través de los conocimientos y así descubrir la grandeza del Creador Supremo. En este sitio encontraras personajes de todas las religiones y creencias, sus enseñanzas y sus vidas, para que las conozcas y las estudies, y así la semilla de tu Ser germine hasta el Infinito. Ver advertencias

La espiritualidad no es un negocio y mucho menos una mercancía. No se reciben donaciones y mucho menos diezmos, mejor compartan con un hermano necesitado. No pongas tu espiritualidad en riesgo en manos de inexpertos, sigue a Dios todo y eterno directamente. Dios todo y eterno es sabio y es el único que sabe cómo comunicarse con tu ser, síguelo. La verdad y el amor absoluto solo pueden ser revelados a través de su manifestación, cualquier otro medio quebranta su pureza y perfección sagrada. Obedece el aquí y el ahora, es el amor manifestado, es presente absoluto y vive.